viernes, 3 de julio de 2009

Las cosas de Amir! Pt. 4


Nuestros desayunos en Bangladesh dependian de nuestros estados de animo. Si nos despertabamos temprano, cada quien pedia su desayuno a la carta y el menu podia variar desde tostadas francesas (las cuales tuve que enseñarle a Amir como preparar), tostadas con mermelada de piña y huevos revueltos (receta que trajera Johnny de su estadia en el hotel chino en Cox Bazaar), sandwiches de tuna, sandwiches de ensalada de huevo, ensalada de frutas, hasta arroz con vegetales y pollo (ese solo se lo comia Jorge, pues no podia empezar el dia si no comia arroz).

Lo que nunca podia faltar, aun cuando no lo fueramos a ingerir todos los dias, era el clasico Cornflakes de Kellogs, el que todos conocemos como el "del Gallo". Era una manera saludable de alimentarnos y a la vez nos ahorraba mucho tiempo, pues a pesar de que nos levantabamos temprano en la generalidad de los casos, muchos de nosotros ultilizabamos los escazos minutos de la mañana para ponernos en contacto con nuestros familiares en Dominicana. Poder comer cornflakes nos daba los minutos extras necesarios para unas cuandas llamadas rapidas por Skype y una que otra video-conferencia por MSN.

Cierto dia, notamos que en lugar de nuestra acostumbrada caja de cornflakes, la cual siempre se colocaba en un mini-bar ubicado en la puerta de entrada a la cocina y proximo a nuestro comedor, habia una caja de la version Bangla de los Fruit Loops, solo que esta version era sumamente dificil de asimilar. Para empezar, era sumamente dulce y el sabor no se parecia al que comumente asociamos con los Fruit Loops. Eran un poco mas crocantes y dejaban la leche tan impregnada que empalagaba.

Sin embargo, en la casa nos encontrabamos cuatro habitantes de momento y todos asumimos que alguno de los otros tres habia pedido a Amir hacer esta compra, digamos que para variar.

Esta caja de Fruit Loops tardo mas tiempo en acabarse que lo que tardaba la Cornflakes de Kellogs, pues al parecer, solo comia una persona de ella, quien todos pensabamos que la habia pedido, pero lo curioso es que nunca vimos a nadie comiendo de ella durante las horas del desayuno.

Ya la caja se aproximaba a la semana, cuando se suponia que Amir debia hacer su compra semanal, asi que todos tuvimos la misma iniciativa. Hasta que no se acabara esta, no iba a comprar una nueva, asi que Ben, quien fue el primero en alzar la voz de alarma, nos pidio a todos que hicieramos nuestro aporte y que cada quien variara su dieta por el resto de la semana hasta que lograramos terminar la caja de Fruit Loops, para que asi puedieran traer nuestro acostumbrado "Maizoro".

Fue ahi cuando nos dimos cuenta de que nadie habia hecho esta solicitud especial, por lo que asumimos que de seguro el dia de la compra anterior, Amir no habia encontrado el Cornflakes de Kellogs, lo cual no era de dudar, pues es un producto importado, aunque ya con una semana transcurrida, nuestro supermercado habia tenido tiempo de sobra para reabastecerse. Era lo mas logico, pues este supermercado se encontraba en plena zona de expatriados y los productos norteamericanos eran muy populares.

Cumplimos nuestro cometido de acabarnos la caja de Fruit Loops antes de la proxima compra, pero nuestra decepcion no pudo haber sido mayor cuando al dia siguiente encontramos una caja completamente nueva y sin destapar en el lugar donde teniamos esperado encontrar nuestro cornflakes.

Alejandro al ver esto, inmediatamente cuestiona a Amir si no hay otro tipo de cereal y Amir le responde que esa la habia comprado la semana anterior, pues siempre compra dos para tener una en reserva, por si una de las cajas se acababa en el transcurso de la semana. Perfecto, tendremos que pasarnos otra semana comiendo melaza, pense para mi. A decir verdad, no estaba muy entusiasmado con la idea de tener que desayunar otra semana mas esta concentracion de azucar, pues anestesiaba mis papilas gustativas, asi que le deje esa tarea al resto de los muchachos.

Esta vez, la caja tardo un poco mas en terminarse, pues los muchachos comian de ella con menos frecuencia cada vez y pasaron unas buenas dos semanas antes de que se le diera termino. Una vez terminada esta segunda caja, estabamos confiados en que de nuevo volveriamos a nuestra agradable rutina de comer cornflakes y aprovechar los minutos extra comunicandonos con los nuestros.

Esta vez, todos anticipabamos ver la compra de Amir como si se tratase de un grupo de niños esperando el amanecer la mañana del 25 de Diciembre, pues como bien saben por mis historias pasadas, Amir no era un brillante care taker que digamos y comunicarnos con el se hacia un tanto problematico, asi que no sabiamos cuando nos entendia perfectamente o cuando nos sorprenderia con su proxima hazaña.

Ya ibamos por nuestra tercera semana al hilo sin nuestro cereal predilecto y como ya explique, esto no solo afectaba nuestra dieta, sino tambien nuestra rutina mañanera. Cuando llegamos del trabajo, el dia en el que se suponia que Amir haria su compra semanal, vimos que no habia cornflakes entre los articulos y la verdad es que fue casi una afrenta contra nuestra paciencia, pero nos calmamos un poco cuando vimos que tampoco habia Fruit Loops. Al menos nos habiamos librado de tener que comer arandelas por cuarta semana consecutiva.

Cuestionamos a Amir en cuanto al cornflakes y este nos dice que en el supermercado no habia del que nos gustaba y por eso opto por comprar mas pan para compensar. Ni modo, al menos no compro del otro fue lo que todos pensamos.

Al cabo de dos semanas mas, Amir aun no nos trae nuestro acostumbrado desayuno y ya se nos hacia inverosimil que un articulo tan comnun no estuviera en las gondolas de nuestro supermercado. Ben, quien de los cuatro era el que con mas recelo cuidaba su rutina y es del tipo de personas que cuando se le altera esta se torna impredecible en lo que a su temperamento se refiere, trata de razonar con Amir de la manera mas simple que se le puede ocurrir.

Empezo por preguntarle a Amir por el cornflakes acostumbrado y Amir da la misma respuesta: "Market no have one you like, boss". Ben, le pregunta con tono dudoso si el esta 100 por ciento seguro de esto. Amir de nuevo asiente con la cabeza. Ben, tratando de hacer lo mejor de una situacion dificil, entonces le pregunta a Amir que cuales tipos de cereales tienen en el supermercado, para asi al menos darle a este una lista de posibles alternativas para su proxima visita.

Amir, en su machacado "benglish" le informa a Ben que:

"Only two kinds have, boss. You no like one, other i don't know you like"

Ya con esta informacion tenemos con que trabajar, por lo que la siguiente pregunta logica era: "Cual es la que no nos gusta y cual es la otra?"

"Other one is same you no like, but have sugar"

Esta respuesta presentaba un enigma, pues la marca que definitivamente no nos gustaba precisamente tenia azucar, por lo que asumimos que habia una confusion por parte de Amir, o algo se habia perdido en la traduccion. "Describenos esta marca que no nos gusta".

"One you no like is plain, the other is same, but with sugar"

Ben arrugo los ojos como si el rechin de un limon hubiera encontrado su camino hasta ellos y poco a poco fue cambiando su semblante de lucir confundido a parecer que hubiese tenido una revelacion divina. De repente todo estaba claro. "El que no nos gusta tiene un gallo en la caja?"

"Yes boss, the other is same, but with sugar. You want me bring sugar one?"

Ben le pregunta a Amir con mas sorpresa que indignacion: "Y por casualidad el que nos gusta es el que se parece a Fruit Loops, con anillos de diferentes colores en la caja?"

"Yes boss, three weeks no have in market"

Despues de tres semanas de comer la version bangla de Fruit Loops y dos de no comer cornflakes en lo absoluto, entendimos que Amir habia asumido que la marca que no nos gustaba era la "del Gallo", pues hacia mas de un mes que habia comprado la ultima caja y nunca le habiamos vuelto a preguntar por ella...

8 comentarios:

jb dijo...

Ese Amir es todo un personaje!
Al inicio pense que era a Amir que le gustaba el de Fruit Loops y se lo comia el solo!

YO estoy por creer que en realidad Amir es Dominicano!

Arturo Ruiz dijo...

Pues fijate, JB, que yo llegue a pensar lo mismo, no solo con el Cornflakes, sino con el refresco tambien, porque alla ninguno tomabamos refresco, pero esos 4 doble litros no se quedaban nunca a la hora de la compra...

El Mamey dijo...

Ese Amir es un verdadero "TIGRE DE BENGALA"... :D

Qué personaje!!!

Arturo Ruiz dijo...

Mameye, tu sabes que a veces uno se añoña con la comida y una vez nos cojio que nada mas era pechuga deshuesada que queriamos. De repente Amir empieza a comprar pechuga con hueso y nos parecio raro. No dijimos nada como siempre, pues comunicarse con Amir era toda una odisea, pero despues de unos cuantos dias de lo mismo, ya como que nos estabamos cansando, hasta que Alejando lo encontro en la noche preparando un caldo con los huesos del pollo.

Ese tiguere siempre buscaba la manera de sacar ventaja de la compra que nos hacia para no tener que hacer su propia compra.

juan ruiz dijo...

Yo creo que el Amir ese se hacia el "chivo loco" con lo del idioma para sacar lo suyo, bobo no era...

Arturo Ruiz dijo...

Si, esa fue la conclusion a la que todos llegamos. EL no era bobo, se hacia.

Carlos Solano dijo...

JAJAJAJJAJAJA

Estos cuentos de Amir me hacen morir de la risa, sson dignos para lklevar a un show de comedias jajajaja.

PD: Aqui en Brazil tmb hay una version de Fruit Loops y es malisisismo, sabe a todo menos a las frutas y super mega dulce. Aqui no llegan ni los Capitan crunchs, ni los lucky charm ni los Choico Peabbles o fruity Peblles que ami me gustan mucho.

Llega el del elefante de chocolate pero tambien es horrible , y el zucaritas y el del gallo. Como ami me gusta el Capitan Crunch, cuando he ido a RD aprovecho y traigo.. ya cuando se acaban me compro el del gallo.

Arturo Ruiz dijo...

Cailo, esos son solo de los que me acuerdo. Aun falta que nos juntemos Danny, Ale, Johnny y yo para remembrar las hazanas de ese genio.