lunes, 7 de julio de 2008

Bongo Bazar y Bashundara City Pt. 1



El dia despues de haber hecho el desastre en "El Toro", nos despertamos temprano para ir de compras. Ya los muchachos son veteranos del circuito de las baratijas y los malls. Como era nuestro dia libre, lo aprovechamos al maximo.

Nuestra primera parada fue en un pequeno mall mas parecido a La Casa Amarilla que a un mall, pero tomando en cuenta el pais en el que nos encontramos, facilmente podriamos decir que es el equivalente a una tienda en el alto Manhattan. Lo mas sorprendente, es que aqui las personas carecen de capacidad de asombro. Digo esto porque el mall, Aarong, se encuentra justo a la orilla de uno de los tantos estanques gigantes de aguas malolientas que hay en este pais. No se me ocurriria nada parecido en otro lado.

Una vez dentro, la verdad es que a uno se le olvidaba por un segundo donde se encontraba. Por dentro, la limpieza era poco caracteristica para lo poco que he conocido de este pais. Si me impresiono ver los maniquies con ropas locales. Por alguna razon esto me llamo mucho la atencion. Aunque el sitio era bien acogedor, no soy muy amigo de ir de compras, por lo que despues de un rato decidi irme al cafe a esperar que los demas terminaran de hacer sus diligencias.

El cafe tenia aspecto de lounge y ordene una malteada de vainilla para curar el malestar de la noche anterior. Dos de mis amigos me acompanaron con malteadas de chocolate en lo que Ale terminaba de pagar. La malteada era justo lo que necesitaba para calmar el hervidero que tenia en el estomago y me bajaron la temperatura lo suficiente como para volver a ser el mismo por unas horas mas. De ultimo se nos unio Ale, que tambien ordeno una malteada de chocolate. Al parecer todos necesitabamos hidratarnos con algo dulce.

Una vez terminado el ciclo de compras en la primera parada, nos dirigimos a Bongo Bazar, que es un mercado de pulgas poco convencional, al menos bajo los terminos por los que los conocemos. Esto era una especie de "Agachate Boutique" a la enesima potencia. Imaginense un nido de ratones con miles de pasadizos, pero en cada centimetro cubico, habia un pequeno local que se limitaba a una banqueta y una cajita de madera para guardar el dinero. No puedo asegurar con certeza cuantos locales habia solo en el primer piso, pero estoy mas que seguro de que pasaban de 100 facilmente. En estos diminutos cubiculos, las personas comian y atendian la clientela a la vez.

Para mi, que no soy una persona claustrofobica, tanta mercancia junta y tantas personas aglomeradas, me hicieron sentir sofocado y decidi salir a tomar unas cuantas fotos de lo que pasaba en la calle.

Donde quiera que se muevan masas de personas con dinero para gastar, encontraremos un microcosmos de negocios diversos e ingeniosos. Desde limpiabotas, fruteros, vendedores de caracoles, de cigarrillos, de hamburgesas pre-hechas, de lentejas con vegetales, de Peajom una legumbre parecida a la lenteja, pero hecha frita con cebolla y harina, jugo de cana, paleteros, en fin, todo un espectaculo. Al parecer eramos una novedad por estos lados, en especial mi amigo Steve, que es un norteamericano blanco y alto, llamando mucho la atencion y sirviendo a la vez de punto de referencia para todo el que se encontraba cerca. Nos hicieron un circulo y tuvimos que entrar de nuevo a la madriguera, porque Steve se estaba sintiendo incomodo.

Cuando entramos, nuestros amigos se encontraban negociando unos cuantos pares de jeans con un vendedor al que ya conocian de un viaje anterior. Jamas habia visto un vendedor tan eficaz. No solo era vendedor, sino que tambien tenia conocimientos de auditor de calidad, de sastre, de asesor de modas y de labioso. Fue tal su carisma, que yo tambien termine llevandome dos pares. Al final, no nos quiso dejar ir sin que nos tomaramos una Pepsi, pues eramos sus "invitados de honor". Tremendo personaje.

De nuevo, el calor y el amotinamiento me hicieron salir afuera para tomar un poco de aire y refrescarme un poco, ya que el calor era terrible y todo este tiempo solo pensaba que podria pasar si la mas minima chispa encontraba su camino hasta todas estas toneladas de tela.

De nuevo pude ver la inmensa cantidad de formas de vida que la gente adopta. El transporte publico ha sido desde el principio uno de los aspectos mas llamativos. No solo las Rikshas y las motonetas de 3 ruedas son populares, sino tambien las pequenas guaguitas que usan en los hoteles. Aqui la gente se transporta como si fueran sardinas. Lo mismo pasa en los homologos bangladeshis de las Onatrates. Todo aquel que sea peaton en Dominicana, que le de gracias a Dios por ese maravilloso bionico del que tanto nos quejamos.





Aqui tambien pude encontrar un "Trafico" solo que la particularidad de este es bien singular comparada a la de los nuestros. Estos no usan macana, pero si tienen un pequeno palito de madera el cual utilizan saben para que? Con este azotan por la cara a los que violan las leyes de transito (las cuales son inexistentes, pero al menos justifican su salario)! Ya me gustaria ver este espectaculo en la Duarte con Paris. Lo que si note que es una norma entre todos los traficos del mundo, es que se pasan la tarde buscando la sombra. En todo el rato que estuve fuera, este no se movio de su sitio.

El negocio de la mudanza y acarreo aqui al parecer es bien popular, solo que aqui son poco comunes los camiones Daihatsu y a cambio tenemos las bicicletas modificadas para adaptarles una especie de carreta en las ruedas traseras. Lo que no esperaba ver era la sobrecarga con la que tienen que trabajar estas personas. Por la contextura fisica que exhiben, jamas pensariamos que son capaces de mover mucho peso. No se imaginan la cantidad de personas en este negocio que he visto desde mi llegada. Incluso, en mi efificio se mudaron unas personas recientemente y pude ver a dos de estos vehiculos dando viajes toda la tarde hasta que terminaron de traer todo el mobiliario.

Aunque andaba en chancletas, los emprendedores limpiabotas no paraban de ofrecerme sus servicios. Al parecer no iban a dejar que un extranjero descalzo se interpusiera entre una posible venta. De seguro si los dejaba hablar, hasta me convencian. Lo que no esperaba es que estos limpiabotas estuvieran tan bien preparados, ya que en su caja se podian ver toda clase de artefactos. Mas que una caja era un cofre de tesoros. Al menos lo seria para cualquier canillita dominicano.

Mas adelante, me acerque a un carro de piñas, que para las que estamos acostumbrados a ver, parecian naranjas, pero segun me dijo Steve, que habia probado las piñas locales en el desayuno del hotel, son super dulces. Steve es un hombre muy serio, asi que preferi tomarle la palabra antes que comprar una de estas. En el poco tiempo que llevo aqui, ya me he llevado un par de malas experiencias en terminos de sacar lo que entra por la boca. Pero en honor a la verdad, el color amarillo que tenian era super llamativo.

Pasados unos minutos, salieron nuestros amigos y empredimos el viaje hacia Bashundara City, el mall mas grande que he visto hasta ahora y mas grande incluso que cualquiera que exista en Dominicana.





Cont...

6 comentarios:

Jorge Tallaj dijo...

Epa, ya estamos ampliando el conocimiento cultural de Bangla Desh. Siempre un placer saber de ti.

Lo comun de todos los paises pobres es ver como la gente se la busca, en lo que sea y como sea.

Angie Guichardo dijo...

Diantre mi vida, que completa tu historia... Me parece como que andaba con ustedes.

Muy interesante!

Judith dijo...

Chino, y la ropa es barata? y la calidad? O sea, sacan la ropa de las zonas francas para venderla al publico como hacen aqui??

Arturo Ruiz dijo...

Te digo que compre dos jeans de muy buena marca, asumo que eran originales por la gran cantidad de sellos, por solo 200 pesos cada uno.

Los polos son bien naratos tambien, pueden costarte unos 75 pesos solamente.

No dudo que la mercancia la saquen de Zona Franca, porque son de muy buena calidad y dudo que sean falsificaciones, pero hay que recordar tambien, que todo lo que hay aqui es una copia en su mayoria. Estando tan cerca de China, es poco lo que llega aqui que no sea imitacion, asi que no dudo que tambien sean imitaciones muy, pero muy, pero muy bien hechas.

alibenerisa dijo...

wow, tienen kentucky jejejeeje

Muy interesante Arturo, muchas gracias por compartir con nosotros toda es cultura, tradiciones, etc

Es interesante esos agache boutiques jejejeej

Lia dijo...

Muy interesante .... ahora sigo con la segunda parte ... :)