sábado, 11 de abril de 2009

Lo que pudo haber sido...


Era la mañana de un dia cualquiera y no habia nada en el ambiente que indicara que este dia seria diferente a los demas. El mismo calor humedo, el resplandor del sol empezando a imponerse, la brisa que por momentos alejaba el rubor, el bullicio haciendose cada vez mas ensordecedor. El mismo suceder cotidiano.

Para el, salir de la cama no tenia nada que ver con deseos o voluntades. De serle posible, permaneceria en ella cada minuto del dia, de no ser porque su cuerpo lo obligaba a obedecer los impulsos fisiologicos.

Ya puesto en pie, hace su mejor esfuerzo por no tomar ninguna decision. "Que sea la inercia la que se haga cargo desde ahora en adelante por el resto del dia...". Va al baño, se mira al espejo, se alivia, da media vuelta y recoge sus pasos, vuelve a la cama, intenta prolongar la modorra, pero los mosquitos se lo impiden. Se arropa procurando crear una barrera entre el y sus atacantes hematofagos, pero esto solo le provoca mas calor y lo hace mas irritable. El sopor sigue presente, pero bajo estas condiciones no le sera posible conciliar sueño alguno.

Malhumorado se pone de pie, se dirige a la cocina, toma un vaso de agua, pondera sus alternativas y decide que la mejor de todas es vegetar frente al televisor. Trata de concentrarse en una pelicula de bajo presupuesto que no tiene mucho brillo, pero empieza a soñar despierto.

-"Señor, encontramos la coneccion que desea y solo pasaje de ida como indico."
-"Cuando saldria mi vuelo?"
-"Usted pidio el proximo, pero para ese destino solo pudimos hacer la coneccion dentro de 5 dias."
-"Perfecto"


Lo trae de nuevo a la realidad un anuncio pagado, protagonizado por un actor pesimo haciendose pasar por medico, que interrumpio la pelicula.

-"Sufre usted de insomnio? Pues ya tenemos la cura!"

"Perfecto, mas droga. Justo lo que necesita la gente. La unica razon por la cual los carteles son perseguidos es porque la droga que distribuyen no esta regulada por el estado, pero para cada sintoma imaginable o ficticio, existe un remedio patrocinado por la FDA."

Retorna la pelicula y esta vez trata de poner un poco mas de atencion para evitar pensar en aquello que viene sopesando desde hace tiempo. Al parecer, tres adolescentes incomprendidos traman fugarse de sus casas para alejarse asi de sus padres, a quienes ven como enemigos, ya que todos los padres son iguales. Recientemente sufrieron la perdida de uno de sus amigos, cuando este decidiera suicidarse, ya que los padres de su novia no aprobaban de su relacion, por ser este un muchacho sin futuro segun entendian los padres de la novia. Esta sale embarazada, pero los padres le prohiben tener contacto alguno, asi que el joven termino con su vida. Este hecho precipita a los tres amigos a confabular para escapar todos juntos del yugo paternal.

"Solo en USA puede verse tanta inestabilidad emocional en los adolescentes. Esta pelicula es todo un cliché."

Cambia de canal y al darle la vuelta completa al dial decide embotar un poco sus sentidos viendo un panel en el que los participantes ventilan sus problemas familiares para obtener algun tipo de ayuda.

"Que manera mas desagradable de querer acaparar atencion."

Ver los problemas ajenos hace que de alguna manera se sienta mejor de los propios. Asi le transcurren dos horas hasta que de nuevo empieza a discurrir soñando despierto.

-"Como va a pagar? Efectivo o tarjeta de credito?"
-"Efectivo. Cuanto le debo?"
-"Son USD$3,500.00"
-"Aceptan transferencia bancaria?"
-"Por supuesto. Este es nuestro numero SWIFT."
-"Tiene una computadora con acceso a internet que pueda utilizar?"
-"Como no, venga conmigo."


El timbre del telefono lo sacude bruscamente, pero decide que no esta de humor para hablar con nadie. Al cabo de unos 6 timbrazos vuelve el silencio. La programacion del televisor tiene poco que ofrecer, asi que opta por perderse en el internet, visitando las habituales paginas. Los periodicos con las ultimas noticias sensacionalistas, liderados por los titeres con agenda tratando de ejercer alguna opinion que favorezca a algun grupo de interes; los correos en cadena de personas con las que tiene meses que no interactua; los resultados deportivos de sus equipos predilectos; uno que otro video viral, pero se aburre al cabo de una hora y decide leer un libro.

El que esta junto a su mesa de noche, "Los Endemoniados" de Dostoyevsky ha captado su atencion por un singular personaje, Alexei Nilych Kirilov; quien ha decidido que se quitara la vida como muestra de que el es el unico dueño absoluto de su destino. Su filosofia se basa en el libre albedrio y en la ausencia de Dios. Por ejemplo, si vemos que una roca enorme esta a punto de caernos encima, sentimos miedo, pero tambien sabemos que dada la masa de la roca, es poco probable que sintamos algun dolor, por lo que en realidad no tememos a la roca, sino a la muerte. Como el miedo es un componente del dolor, entendemos a traves de su logica que el dolor esta en la muerte. En su caso particular, Dios es el dolor en el miedo a la muerte, pero como no habra miedo o dolor en su decision de morir, tampoco tiene necesidad de Dios y es por esto que su vida terminara cuando el asi lo desee y no cuando quiera Dios. Esto lo convertiria a el en un Dios en su justa medida, ya que niega la existencia de este y se proclama asi mismo como uno habiendo decidido cuando acabar con una vida, en este caso la suya propia.

Luego de leidos unos cinco capitulos, pone el libro en su mesa de noche de nuevo y vuelve a contemplar la idea de empezar de nuevo.

-"Gracias por preferirnos. Aqui estan sus boletos."
-"Gracias a usted."
-"Recuerde no llevar mas de 40 kilos en su equipaje, o debera pagar USD$20.00 por cada kilo extra."
-"Que le hace pensar que llevare tanto equipaje conmigo?"
-"Bueno, disculpe mi intromision, pero es que como solo ha comprado boleto de ida, pense que..."
-"A usted le pagan por pensar?"
-"De nuevo, mis disculpas, pero solo trato de brindarle toda la informacion posible."
-"No importa, disculpeme usted a mi, estoy un poco ansioso con todo este asunto de viajar. Volar no es de las cosas que mas me agradan."


Nuevamente el repique del telefono hace que vuelva en si. Esta vez, decide tomar la llamada solo para evitar mas insistencia de parte de quien sea que este llamando.

-"Buenas tardes!" dice en tono malhumorado.
-"Buenas tardes." contesta la voz al otro lado del telefono.
-"Que desea?" responde en tono despectivo.
-"Queriamos ofrecerle nuestro plan de vacaciones en nuestros hoteles, si estaba interesado."
-"No, no estoy interesado!" y colgo el telefono bruscamente.

Como ya se encontraba frente al telefono, decide hacer la llamada que cambiara su vida.

-"Viajes y mas, en que podemos servirle?"
-"Hasta que hora estaran abiertos hoy?"
-"Laboramos corrido hasta las 6:00 p.m."
-"Gracias."


Al ya tener una excusa para abandonar su guarida, de alguna manera esto le levanta el animo y de muy buen talante se acicala y busca su mejor atuendo. Casual, pero muy elegante, decide que hara buen uso del tiempo, fuera de las cuatro paredes que lo han acorralado por espacio de seis meses.

Como son apenas las 2:00 p.m. y no ha comido nada, opta por hacer una breve parada en uno de sus lugares favoritos, el cual no visitaba desde que decidiera encerrarse seis meses atras. Una comida suculenta de seguro mejorara aun mas su estado animico, ya que no ha comido otra cosa que no sea enlatados, comida pre-cocinada y harina durante todo su encierro.

Su antro preferido era un pequeño restaurante familiar, manejado casi en su totalidad por Pietro y sus dos hijas, ubicado en una modica zona no muy comercial, pero alejado de todo el bullicio de los negocios de moda. Pietro es un chef italiano de muy mal caracter y que carece por completo de habilidades para socializar, pero no era el poder de convocatoria de Pietro lo que lo hacia venir asiduamente a este lugar, sino la comida. En esta trattoria no habia menues y tan solo se servian los "especiales de pizarron", que por lo general consistian en dos antipastos, dos ensaladas, dos platos fuertes y dos postres. Solo Pietro sabia lo que se serviria ese dia, segun estuviera su estado de animo y por lo general el menu permanecia igual hasta la cena, solo con la adicion de dos sopas.

Calcula que si se toma su tiempo disfrutando de una botella de vino y de todos los "courses", estaria de camino al rededor de las 4:00 p.m. y con tiempo suficiente para llegar hasta la agencia de viajes.

Como antipasto pide un Carpaccio, su ensalada es una Caprese, su plato fuerte una Saltimbocca y de postre un Limoncello Tiramisu. Todo esto lo acompaña con un buen Chateauneuf du Pape, lo cual le sorprende bastante, ya que no esperaba encontrar un vino frances en este establecimiento.

El estar fuera de su habitual entorno hizo que en principio no se sintiera muy a gusto, ya que se habia vuelto recluso de si mismo y la idea de tener que interactuar con otras personas lo aterrorizaba. Sabia que estaba convirtiendose en una version moderna de Howard Hughes, pero no habia nada que pudiera hacer para evitarlo. Ya se encontraba bajo el efecto bola de nieve. Sin embargo, despues de unas cuantas copas de vino fue bajando sus defensas y se permitio disfrutar de su improvisada salida, admitiendo que si, se sentia bien estar fuera de la cueva. Despues de todo, no es como si estuviera bajo arresto domiciliario, estaba exiliado del mundo por voluntad propia.

El aroma de la madera quemando en el horno de ladrillos que Pietro utilizaba para hacer diariamente el pan de la casa, las tarantelas que sonaban timidamente a traves de los altoparlantes, las fotos de famosos que habian visitado el lugar, la luz tenue que hacia que el lugar se sintiera mas acogedor, todo esto era para el una nueva experiencia, a pesar de que en tiempos pasados visitaba el lugar casi a diario junto a sus compañeros de trabajo.

"Me he alejado tanto del mundo real en tan solo seis meses, que todo esto me resulta nuevo?"

Despues de haber terminado su postre y haber dejado la botella de vino por la mitad, pidio un cafe expresso para espabilarse, mitigar un poco los efectos del alcohol y proseguir hasta su proximo destino.

Tal como habia planeado, llego a Viajes y mas al rededor de las 4:30 p.m. y una joven muy amable que se encontraba al telefono le brinda una sonrisa y lo invita a sentarse, señalandole los sofas a su izquierda. Mientras espera, el toma una de las revistas en la mesa contigua a su sofa y empieza a hojear todos los destinos posibles, cada uno acompañado de una serie de fotografias que resaltaban los puntos de referencia mas conocidos de cada uno de ellos. La joven termina su conversacion y se pone de pie para saludarle y preguntale en que podia servirle, todo esto con una amigable sonrisa.

El contesta escuetamente:

-"Quiero irme lejos."
-"Tiene algun lugar en mente?"
-"Mientras mas lejos mejor."
-"Algun continente en especifico?"
-"La verdad no, solo se que quiero un ticket de ida."
-"Me permite hacerle algunas sugerencias?"
-"Por supuesto."
-"Lo primero que debe tener en cuenta es que si solo quiere pasaje de ida, el retorno le saldra un poco mas caro."
-"Da igual, no pienso regresar."
-"Perfecto, entonces debe asesorarse bien de antemano sobre los asuntos de visado y residencia. Eso puede reducir nuestra busqueda."
-"Tiene forma de investigar desde aqui cuales serian mis mejores opciones teniendo todo eso en cuenta?"
-"Tenemos contactos en distintas lineas aereas que podrian sernos de ayuda. Lo referire a una de nuestras vendedoras. Ella se encargara de todos los amarres de lugar."
-"Muchas gracias, ha sido usted muy amable."


Fue llevado hasta una oficina de esquina, por lo que asumio que no se trataba de una vendedora cualquiera, sino una que atendia a un grupo selecto de clientes o a los excéntricos como el, con peticiones poco habituales. Las paredes de la oficina estaban decoradas con numerosos certificados de reconocimiento por excelencia en el servicio, por romper records de ventas y unas cuantas fotos con clientes de alto pefil entre los que logro reconocer dos o tres de ellos de alguna portada de revista, pero no estaba seguro de cual.

Naomi, quien no pasaba de 35 años, era la vendedora senior de la agencia y tenia con la empresa unos 10 años. Era famosa por acomodar los deseos de sus clientes no importa cuan descabellados o politicamente incorrectos pudieran ser. Una gira que cubriera el Tour de France, la Peregrinacion de San Sebastian con hospedaje en hostales, viajes de caceria de Rinocerontes, gastronomia salvaje comiendo especies en extincion en Africa, en fin, mientras mas grande el reto, mayor la satisfaccion de Naomi, y obviamente el precio del paquete.

El no sabia por que se encontraba frente a ella, si tan solo queria un boleto de ida a cualquier parte. Naomi lo saluda de pie y lo invita a sentarse.

-"Desea algo de tomar? Cafe, te, un jugo natural, agua?"
-"No gracias, estoy bien."
-"A que debemos su visita?"
-"Pues como le dije a la recepcionista, deseo un boleto de ida a cualquier lado, mientras mas lejos mejor y no pienso regresar."
-"Pues ha venido al lugar indicado. Por lo general la mayoria de negocios de este tipo se especializan en una sola cosa y es conseguir la ruta de vuelo y emitir el boleto aereo. Cuando mucho, arman paquetes pre-establecidos. Nosotros estamos dispuestos a ir la milla extra. Su peticion no es extraordinaria, ya que solo desea un boleto aereo, pero por el hecho de no saber a donde se dirige, ya se involucran otras variables como son la obtencion de visado y datos de residencia sea cual sea el destino final por el que se decida. Ahi es que yo entro en juego. Nuestra empresa tiene contactos directos con la mayoria de lineas aereas y podemos trabajar conjuntamente con ellas para identificar lugares con los cuales nuestro pais mantenga relaciones diplomaticas, haciendo las gestiones de lugar y usted solo se preocupa por el pago final. Claro, si lo desea, puede usted hacerse cargo de todo esto, solo decidiendose por un lugar en especifico y tramitando el visado, ahorrandose asi una fuerte comision, porque debo advertirle que nuestro trabajo no sale barato."
-"No importa, solo quiero un boleto aereo lo mas pronto posible y el precio es lo de menos."
-"De acuerdo. Entonces deje todo en mis manos, que me pongo a trabajar en ello y nuestra empresa le contactara en cuanto tengamos al menos 3 alternativas para que usted elija la que mas le agrada."
-"Pense que podria salir de aqui con mi boleto en mano."
-"No es tan facil como eso. Debemos identificar cuales estados son favorables para nuestros nacionales y a partir de ahi hacer las conecciones aereas, tampoco ayuda el hecho de que solo desee un boleto de ida, ya que muchos paises exijen el pasaje de retorno. Este proceso puede tardar desde horas hasta dias."
-"Bien, tomese el tiempo que sea necesario, solo quiero el boleto en mis manos cuanto antes. La unica fecha que tengo en mente es la primera posible."
-"De acuerdo. Ya le llamaremos cuando tengamos algo concreto."


De regreso a su auto-impuesta carcel, empieza a notar cuanto ha cambiado el mundo a su alrededor en tan solo seis meses. "Este lugar no me necesita despues de todo. He permanecido en el letargo todo este tiempo, pero aqui afuera el cambio es constante por mas que para mi se halla detenido. Hago bien en irme lejos."

Mientras pensaba para si mismo, recordo lo que hace seis meses lo llevo a divorciarse de la realidad. El momento en que escucho lo que todavia hoy le provoca dolor de tan solo evocar el recuerdo.

-"Esta seguro del diagnostico?"
-"Es la tercera prueba que le realizamos. Todos los indicadores se repiten."
-"Y que debo esperar en lo adelante?"
-"Viva lo mejor que pueda en los dias por venir. Pase el mayor tiempo posible con los suyos. Le sere muy honesto, no creemos que le queden mas de tres meses de vida. Quizas seis con un tratamiento agresivo, pero padeceria los rigores de los efectos secudnarios."
-"Pues puede ahorrarselos entonces"


A partir de entonces, creo una realidad paralela a la suya, entendia que no tenia sentido luchar si de todas maneras ya su sentencia estaba dictada. Asi que creo su propio mundo y lo unico que lo mantenia apegado al real eran los escazos momentos en los que soñaba despierto, que con el paso del tiempo pasaron de ser meras eventualidades a ser por completo la vida que nunca llevaria. Lo curioso es que mientras dormia es como si estuviera muerto, pero una vez despierto se pasaba la mayor parte de su dia soñando.

Se veia viajando por el mundo, conociendo personas influyentes, haciendo aportes cientificos a la humanidad, ganando un campeonato en la NBA siendo el Jugador Mas Valioso, ejerciendo cargos diplomaticos en el extranjero, enseñando a leer a los hijos que nunca tuvo, ganandose el premio mayor en la Lotto. En fin, se negaba a vivir la vida como tal y solo se permitia disfrutar de una ficticia, la cual por momentos se le confundia con la propia y esto le agradaba.

Como habia tomado la resolucion de no hacer nada los ultimos tres meses de su vida, no veia el punto de someterse a tratamientos medicos, pero de igual manera le resultaba gracioso que ya iba por seis meses y aun no sentia su cuerpo desfallecer. "Estos medicos no saben de nada. No permitire que se hagan ricos a cuestas de mi enfermedad."

De regreso en su carcel, repaso los eventos del dia y casi se sentia avergonzado por haberse permitido pasarla bien. Se puso a pensar en como llego hasta aqui. Seis meses atras dejo su empleo, borro todos los telefonos de su agenda, dejo de responder correos, no se despidio de nadie y procedio a encerrarse hasta el final de sus dias, los cuales estaban a la vuelta de la esquina segun le habian confirmado los doctores.

No tenia lazos afectivos que lo unieran a nadie, por lo que no dejaba nada detras, mas que la rutina diaria. Era un profesional exitoso y disfrutaba de la vida en grande. Trabaja duro y goza duro era su lema. Despues de largas horas en su empresa, donde era un talento en ascenso, con posibilidades de ser socio en un futuro no muy lejano, alternaba sus fines de semana entre la vida nocturna que tanto le agradaba y viajes al interior del pais. En sus vacaciones no hacia otra cosa que irse de pesca en el yate de uno de sus amigos, era otra de sus grandes pasiones.

Pero todo esto lo dejo atras y no tenia interes de vivir una vida prestada. "Para que voy a celebrar mis ultimos dias? Es como celebrar en el funeral de alguien."

A pesar de que se negaba a sentir lastima por si mismo, su proceder era un claro intento de llamar la atencion. Su ego no le permitia aceptar que ya no seria un factor determinante en el mundo y que de alguna forma, este seguiria sin el.

No recuerda como llego a la conclusion de que de lo que necesitaba era irse lejos. Esto no lo curaria del mal que le afectaba y no cambiaria su parecer en cuanto a la forma en que habia decidido pasar el resto de sus dias, pero estar rodeado de personas que no tenian la menor idea de quien era y que no sentirian lastima por el, al menos le devolvian un poco de control sobre su vida o el que creia tener sobre ella, que evidentemente no era mucho.

No sabia lo que haria una vez llegara a su destino, pero si sabia que no estaria encerrado y que ya solo debia cumplir con la segunda parte de su mantra. Goza duro. Empezo de nuevo a soñar despierto. Se veia escalando el Everest, visitando las ruinas de Angkor Wat, la Piramide del Chichen Itza, la Esfinge, El Coliseo Romano, La Gran Muralla, la ciudad de Petra, Machu Picchu, el Cristo Redentor, la Isla de Pascua, el Taj Mahal, Acropolis, el Castillo de Neuschwanstein, Stonehenge, el Kremlin, la Mezquita de Djingareyber, Hagia Sofia; le daba la vuelta al mundo en su mente.

"Por que no tome esta decision seis meses atras en lugar de dejar de vivir? Ya habria conocido una buena parte del mundo. He desperdiciado todo este tiempo esperando la muerte y si tres meses me parecian cortos, la verdad es que estos seis me han parecido eternos."

Eran las 6:30 p.m. y por lo general a estas horas estaba o frente al televisor o frente a la computadora. Pero el haber saboreado por escazos momentos el mundo exterior lo habia dejado emocionalmente drenado y luchaba con los sentimientos encontrados. Saco una botella de White Label de su despensa, un remanente de los dias en los que amenizaba increibles fiestas en su apartamento de soltero.

Sentado en su balcon y con sus sentidos anestesiados, empezo a recriminarse por haber desperdiciado su tiempo, del cual cada vez era menos dueño. Aunque juro que nunca sentiria lastima por su condicion, el haber tenido este acercamiento con la realidad que hace seis meses habia dejado atras lo hizo de repente sentirse muy consciente de si mismo.

"Si tan solo no hubiera tomado esa llamada, no estaria en esta situacion ahora. Nunca fue mi intencion llevar una vida de deseos reprimidos, por eso he procurado no desear nada estos ultimos dias. Me complacia con solo soñar y ahora me reprocho el no llevar a cabo esos sueños, pero para que? Con que proposito? Por que he de hacer algo con mi vida si ya no me pertenece?"

Si bien es cierto que en el pasado fue una persona con muchas ambiciones, no es menos cierto que su confianza y seguridad en si mismo bordeaban en la arrogancia. El creer que todo lo podia y que no habia nada que se lo impidiera, fueron las causas principales para que hoy fuera la antitesis de lo que nunca soño ser. Un perdedor consumado. Todo aquello que siempre penso poder alcanzar, de repente se convirtio en una mentira y se sentia engañado por la vida misma. Esa misma arrogancia con la que se abrio paso por el mundo, sin miramientos por los sentimietos de terceros a los cuales pudo haber atropellado en su carrera por lograr sus metas era la misma que hiciera que hoy se sintiera merecedor de tanta desdicha. "Debo estar pagando pecados del pasado, se que no he obrado necesariamente de la mejor forma a lo largo de mi vida". Es increible como podia hacer que cualquier situacion girara en torno a el.

A medida que vaciaba la botella, llenaba su corazon con odio. Odio hacia si mismo mas que nada. Aunque no quisiera admitirlo, le aterraba la idea de morir y el hecho de que decidiera pasar sus ultimos dias viviendo una muerte lenta no era otra cosa que un acto de rebeldia. Rebeldia contra Dios, rebeldia contra si mismo, rebeldia ante la vida que se le escapaba, pero no hacia nada constructivo al respecto. En la mayoria de sus sueños estando despierto, la eterna constante era "lo que pudo haber sido" y aunque no era muy dado a la nostalgia, encontraba entretenida la vision de un futuro que nunca tendria lugar porque le provocaba morbo.

Fue durante uno de esos sueños que se visualizo finalmente muerto. Moria de frente al televisor, solo, sin nadie que lo extrañara. Su casa fria y oscura, la correspondencia sin abrir acumulada a lo largo de seis meses sobre la mesa del comedor, las latas vacias de comida, las botellas de White Label, la montaña de ropa esperando ser lavada y unas cuantas fundas de basura fueron los unicos testigos.

Usualmente, cuando volvia al mundo real, desestimaba estos sueños sin importancia, diciendose a si mismo que no eran otra cosa que sentimentalismos y que el ya se habia hecho de la idea que moriria y no tenia problema alguno en aceptarlo. Pero este sueño fue diferente a los demas, ya que a pesar de que se aislo por completo del mundo por voluntad propia, que su muerte pasara desapercibida representaba un fuerte golpe para su ego.

Fue asi como sus sueños pasaron de ser sentimentalismos sin importancia a sueños con proposito. Eran parecidos a los que tenia cuando aun estaba lleno de deseos de vivir, cuando se veia siendo el presidente de la compañia para la que trabajaba, dueño de su propio yate, casas en la Côte d'Azur y la Riviera Ligure, dominando siete idiomas; pero en este caso ya no eran sueños de ambicion y deseos de poder, sino sueños de como enfrentaria sus ultimos dias.

Por alguna razon, permanecer en su tierra natal no tenia el romanticismo suficiente que buscaba y asi fue como la idea de morir en un pais extranjero entro en su mente. Quizas podia empezar alguna obra de caridad en favor de los menos afortunados, quizas podia acaparar la atencion de alguna cadena noticiosa con su labor junto a los enfermos de lepra, quizas hacerse protavoz de algun grupo apoyando una causa religiosa pero todos estos teniendo el mismo inevitable final, pero que para el resto de los que lo rodeaban seria una completa sorpresa. Tal vez podia prolongar su legado en la vida aun despues de su muerte, convirtiendose en martir, al haberse marchado dejando un noble proyecto en camino. De nuevo su ego, de nuevo su arrogancia.

Ya eran las 8:00 p.m. y empezaba a disfrutar de la segunda botella de White Label. Con el termino de la primera, termino tambien el ciclo de odio y dio paso a la melancolia. "A la mierda con todo. He logrado mas que lo que muchos jamas pensaron. Si muero hoy, muero feliz". Ya no soñaba despierto, mas bien hilvanaba pensamientos ininteligibles y esto lo hacia sentir como un gran filosofo.

La segunda botella se fue aun mas rapido que la primera y es que la acumulacion de alcohol habia hecho desaparecer varios de sus sentidos, siendo uno de ellos el gusto y con cada nuevo vaso era como si solo bebiera agua. La poca lucidez que lo acompañaba le decia que habia tomado demasiado, pero su lado oscuro le decia que para que cuidarse? No era como que pudiera morir de una cirrosis. Se levanto aparatosamente de su silla para ir en busca de la tercera botella, pero tropezo con la mesa del balcon y perdio el equilibrio. En un intento infructuoso por mantener el control de su cuerpo, trato de alcanzar las cortinas que servian para alejar el sol en las horas de mas calor, en el ventanal que separaba la sala del balcon. Estas no soportaron el peso repentino y cedieron. Al ellas desprenderse de su base, el dio una media vuelta en el aire mientras iba camino a encontrarse con el suelo, quedando tendido boca arriba.

Su craneo impacto fuertemente el suelo haciendo un ruido seco. De no ser por el estado de embriaguez en el que se encontraba, pudo haberse levantado del suelo escapando solo con una contusion simple, pero al momento del impacto el cuerpo adopto uno de sus tantos mecanismos de defensa y lo sumio en una animacion suspendida.

La autopsia revelo que la muerte fue provocada por asfixia por inmersion. Al parecer, vomito durante la noche y no fue capaz de expulsar el liquido fuera de sus vias respiratorias. Tambien revelo que su cuerpo habia adoptado remisión espontánea y que el cancer que padecia ya no existia mas en su cuerpo.

El nunca tuvo forma de saber esto, pues se habia negado a seguir un tratamiento que aliviara su dolor y prolongara su vida unos meses mas y asi desperdicio todo un futuro por delante. Se paso sus ultimos dias soñando con lo que pudo haber sido, convirtiendose al final en la definicion de texto.

6 comentarios:

~*~* Roxx ~*~*~ dijo...

Y pensar que hay tantas personas viviendo de esa manera.
Su soberbia no les permite ver más alla!

Largo para los que no les gusta la lectura, pero excelente para los que la disfrutamos!

Slds!

RM

Arturo Ruiz dijo...

Tal cual, Roxx. Definitivamente, una de las cualidades menos agradables en cualquier persona es la soberbia.

Gracias por tu visita.

Raquel dijo...

wao, como que tome el tren de tu blog un poco tarde y muchas entradas no las habia leido... esta es sencillamente espectacular... de donde sacas tantas cosas??

Arturo Ruiz dijo...

Querida amiga, que bueno que en ti he encontrado a una fiel seguidora.

La verdad no se, ese dia me parece que estaba aburrido y empece a escribir por escribir.

De las pocas veces que he escrito algo que no sea una narracion.

Raquel dijo...

Pues te salio magnifico. A veces es necesario salirse de la propia realidad y ver el mundo desde otros "ojos". En serio desconocia tu capacidad para la narracion y estoy fascinada porque yo soy avida lectora de todo lo que se me atraviese y en verdad te digo que leerte es un placer!

Arturo Ruiz dijo...

Caramba amiga, no te imaginas cuanto me halagas! Gracias de verdad!