viernes, 30 de mayo de 2008

Showtime is BACK!


Sin dudas, esta temporada para mis Lakers ha sido una digna del lugar desde donde juegan, Hollywood. Ningún guionista pudo haber escrito la historia mejor.

Hace tan solo unos meses atrás, el mejor cerrador de la NBA en la actualidad, Kobe Bryant, se encerró en una telenovela con la alta gerencia de los Lakers para que estos lo cambiaran. El jugador franquicia, que no ha conocido otro uniforme que no sea el glorioso "Purple and Gold", decia que el equipo na había hecho los esfuerzos suficientes por convertir a los Lakers en una potencia de nuevo. Había cabildeado en varias ocasiones para conseguir ciertos jugadores de la agencia libre sin suerte alguna. Una vez incluso, en un video viral en YouTube, se le vio criticar abiertamente a la gran nueva promesa de Los Angeles, Andre Bynum, asegurando que el equipo estaba mejor haciendo un cambio por Jason Kidd con Bynum como ficha de negociación. (ver video)

De esos amargos meses en los que se pensaba que ya el basketball había muerto en Los Angeles, solo queda el recuerdo. Kobe finalmente decidió no hacer mas comentarios y prefirió enviar un mensaje desde la cancha. Jugo con mas corazón que nunca durante los primeros meses de la actual campaña, se propuso involucrar en la ofensiva a su profunda banca y a los jugadores del quinteto sin mucha experiencia y de esta manera llevó al equipo al mejor record del Oeste en la División del Pacifico. Para convertir una historia ya hecha buena por si sola, la dirigencia finalmente decide tomar cartas en la dirección que tomaran los Lakers y cumplirle una promesa a Kobe, no permanecer mas tiempo en modo de reconstrucción. Asi fue como armaron un cambio para traer a Pau Gasol al equipo.

Desde entonces, el resto es historia. Kobe se ha convertido en un jugador balanceado, confía en sus compañeros, hace las cosas pequeñas y sumándole a una larga lista de virtudes, es el mejor terminador de la liga.

Asi es como los Lakers llegan primero a Denver, luego a Utah y finalmente a San Antonio. Veremos nuevamente una replica de las épicas batallas que protagonizaran las dos franquicias mas laureadas del baloncesto con Bird, McHale, Parrish, Kareem, Magic y Rambis a la cabeza o una de las memorables batallas fisicas que los "Badboys" y los Lakers nos regalaron a finales de los '80 y principios de los '90?

Sea cual sea el escenario, la actitud que mostraron los Lakers hoy luego de la victoria es un llamado a la atención de todos. Cuando se le preguntara a Kobe si celebraría el triunfo, solo pudo contestar: "Esto es L.A. y solo competimos por una sola cosa, la corona". Incluso, dejó la gorra que lo acreditaba como Campeón del Oeste en el podio de la rueda de prensa, mientras los jugadores mas jóvenes y menos experimentados las portaban con gran orgullo como parchos de honor.

Showtime is back! L.A., We Love It!

1 comentario:

Angie Guichardo dijo...

Felicidades, corazón!

Que rico es ganar!!