jueves, 5 de junio de 2008

Resumiendo 36 horas en poco espacio...



El viaje a Madrid transcurrió sin muchos contratiempos, salvo por ligeras turbulencias sobrevolando Puerto Rico y España. La linea Iberia realmente no me dejo tan impresionado. Si American Airlines no es del agrado de ustedes, entonces definitivamente eviten volar por Iberia, que es todo lo que no quieren y un poco mas.

Lo mas impresionante de este viaje, es que en un momento dado abrí la ventana para poder ver las estrellas pero lo que vi fue toda la costa iluminada de África. Realmente una vista sorprendente.

Para cenar, había dos opciones, Carne o Pasta y entendí de inmediato por qué el sobrecargo dijo carne y no pollo o res. Aun no estoy seguro de si comí mollejas, hígado, res o pollo. La porción me tapo una muela, literalmente, pero que podía hacer?

Las películas, ambas bastante viejas, pero al menos la española fue bien entretenida, porque la hollywoodense me aburrió al punto de que preferí escuchar música.

Al llegar a Madrid me detuvieron en migración junto a un grupo de otras 15 personas. Solo me hicieron un par de preguntas y me enviaron a una terminal al parecer muy poco utilizada, estaba prácticamente acabada de inaugurar, todo nuevo. Yo era el único en esa terminal y las únicas dos personas trabajando en tan inmensa sala estaban durmiendo (no bromeo). El oficial de migración no tuvo problemas en mostrarme su disgusto por haberlo sacado del sueño y me envió donde la joven de Información, que brinco de su asiento cuando escucho mis buenos días. Me dijo que debía esperar un autobús que me llevaría a la puerta de salida donde se encontraba mi avión con destino a Qatar.

Este aeropuerto de Barajas, Madrid es simplemente inmenso. Debíamos haber atravesado al menos dos o tres túneles, y todos ellos conteniendo una pequeña ciudad dentro. No se si exagero o es mi mente isleña la que me hizo ver todo tan grande, pero estoy seguro que coincidirán conmigo cuando vean algunas de las fotos.

De nuevo en esta puerta, fui detenido por migración y tuve que esperar unos 15 minutos a que por segunda vez investigaran mi inusual vuelo. Finalmente, me envían a Información en este lado del aeropuerto, donde fui atendido muy amablemente. La joven hizo los contactos necesarios con las personas de la linea aérea de Qatar y me dijo que podía ir a fumar o a comer algo si así lo deseaba, en lo que procesaban mi "Boarding Pass". Me fume un cigarrillo y compre una botella de agua por RD$100.00 dominicanos.

Finalmente, las personas de Qatar Airlines devolvieron la llamada de la joven de información y el trato fue fenomenal. Les comente que en el counter de Iberia cometieron el error de etiquetar mis maletas con Doha, Qatar como destino final y que como no tenia visa para Qatar, me preocupaba como iba a buscar mis maletas. La persona a cargo se comunico de inmediato con uno de los maleteros y este confirmo tener ambas maletas en su poder y que las identificaría para que llegaran sin problemas hasta Bangladesh.

Inmediatamente aborde el avión de Qatar Airlines, supe que este seria un viaje diferente. Cada asiento con pantalla LCD, control remoto, almohadas y sabanas en los asientos, auriculares complementarios, un pequeño bolso de viaje por igual, en fin, todo lo opuesto a mi anterior viaje, donde solo ofrecían estas comodidades en Bussines Plus.

La comida no tardo en llegar, poco después de haber despegado. No era nada parecido a la carne adivinadora de Iberia. Mis opciones eran Albóndigas o Pollo Kapsa. Elegí el pollo kapsa, que ademas de contener una pechuga entera para mi sorpresa, tenia una buena porción de arroz con especias y cebollas fritas confitadas encima. La entrada era una excelente ensalada de habichuelas con aderezo al estilo español, ademas de unas galletas con queso, una barra de chocolate y un postre que haría temblar a la Miguelina.

Algo que me llamo mucho la atención también, fue que encontré en mi centro de entretenimientos una función que localizaba la Mecca en todo momento. Era una función curiosa de las tantas que tenia ese centro. Una amplia biblioteca de películas, sitcoms, juegos, emisoras, mapa del viaje, etc. No había modo de aburrirse.

Por otro lado, se que hace mucho que no viajo, pero la ultima vez que lo hice, sobrevolé el mar por mas de 11 horas, así que no fue mucho lo que pude disfrutar con la vista hasta llegar a mi destino, pero en esta ocasión, gran parte del tiempo de vuelo se hizo sobre tierra y al ser un viaje de día, me maraville con los paisajes. Zonas desérticas, zonas pobladas, una variedad de colores sumamente interesantes. La mejor vista de todas, sin embargo, fue la llegada a Doha, Qatar. Una ciudad maravillosa vista desde lo alto. Una arquitectura beduina espectacular y un skyline que se puede distinguir a la perfección.

El aeropuerto parecía un hotel 5 estrellas, con todas las comodidades imaginables. Un cuarto para la oración, un "Quiet Room" con asientos chais lounges forrados en piel, un cuarto de fumadores deprimente y un baño super asqueroso, aunque luego entendí el por qué. Todos los viajeros musulmanes se lavaban los pies en el baño antes de entrar a orar en el cuarto de oración (Solo Para Caballeros, decía el letrero). De todos los cuartos periféricos, este era el mas grande de todos. Pero fuera de eso, todo un éxito.

Aquí cene un Club Sandwich bien particular. Tanto así, que cuando llego mi orden, el que me atendió duro unos buenos minutos preguntando a quien pertenecía esa orden y al yo verla pues obviamente dije que no era mía. El Club Sandwich se hace de la misma forma en todos lados del mundo, solo que aquí sus ingredientes eran huevo, pepino y tomate. Al menos el pan estaba sabroso. Esto acompañado de refresco por la módica suma de US$6.00 dolares.

Lo que menos esperaba encontrar en un país tan rico, era mendigos de cigarrillos. Me asediaron dos de ellos en el cuarto de fumadores y acabaron el poco gas que tenia mi encendedor. Solo me falto darles el pulmón.

Aquí finalmente encontré una débil señal de WiFi después de haber buscado una que fuera gratis desde llegar a Madrid. Era tan lenta, que fui el ultimo en abordar el avión, solo tratando de enviarle un correo a Angie y por poco y no se envía, ya que cerré todo para chequearme en el counter. No supe si llego o no hasta que hable con Angie esta mañana. El vuelo hacia Dhaka seria nuevamente en Qatar Airlines, así que mas de lo mismo (no es que me quejara tampoco).

Aquí si debo admitir que perdí interés por la ventana y lo único que quería era dormir un poco, así que entre y salí del estado de sueño unas 20 veces en poco mas de una hora, pero no me fue posible conciliar el sueño propiamente.

Aproveche que no tenia sueño y ubique en el mapa virtual de la ruta el momento exacto en el que pasaríamos sobre la India y valió la pena quedarme despierto. Una vez mas, lamentando muchísimo no haber tenido mi cámara con baterías extras, porque las imágenes que vi desde lo alto me llamaron mucho la atención.

Al arribo a Dhaka, tal como se me prometió, me estaban esperando en el Aeropuerto para tramitar mi salida. No tuve que pasar por migración ni tampoco se me reviso el equipaje. De haberlo sabido, traigo el Extra Viejo y los Marlboros desde el Duty Free en Las Américas.

Luego de esperar nuestro transporte nos trasladamos hacia la empresa para empezar mi labor aquí de inmediato. Fueron condescendientes conmigo y me permitieron trabajar solo medio día. Así que regrese a la casa, me di un buen baño con agua caliente y dormí unas 4 horas. La habitación es bastante cómoda y el apartamento tiene todo lo que se pueda necesitar y un poco mas. Se trabaja mucho, pero al menos nos tratan muy bien.



Los días venideros serán de adaptación y de mucho trabajo, así que no actualizare todos los días, pero si dejare uno que otro comentario de lo mas relevante en el día para que mi familia me pueda dar seguimiento.

Saludos a todos.

5 comentarios:

El Mamey dijo...

Me han entrado unas ganas enormes de viajar de nuevo...

Señores, dejémosnos de vainas: Volar por cualquier aerolínea de Asia es volar. A eso que los gringos nos han acostumbrado con American Airlines y demás, es "TRANSPORTE DE CARGA". Tengo un par de amigos que han viajado por aerolíneas musulmanas y chinas, y coinciden en que la "diferiensia" es del cielo a la tierra.

Por otra parte, qué bien que te han tratado condescendientemente, y espero que eso se mantenga. Tengo un pequeño temorcito (que ya te lo puedo decir, total, ya estás a 10 horas de distancia): No sé si realmente esa gente tenga concepto de cómo tratar a un tipo como tú. O sea, Bangladesh es casi sinónimo de explotación laboral, es un país donde la mayoría de la gente vive con mucho menos que los pobres de acá, así que espero que al menos a ti no te traten como un saco de huesos.

Nada, mi hermano... voy a agregar tu blog a mi Blogroll en www.40limones.com y escribiré un artículo sobre ti para mañana.

PS: QUIERO VER FOTOS DE LAS GORRAS AGUILUCHAS EN MONUMENTOS DE BANGLADESH!

:)

Ordanel dijo...

Artro que bueno saber que ha sido tan interesante todas esas experiencias en tu nuevo trabajo esperamos que toda siga saliendo bien en el proceso de adaptacion, ahora te tocara bregar con el reloj biologico y el cambio de horario.

J dijo...

Arturo, eso Indues so unos explotadores, como diablo llevan a una persona a trabajar despues de pasarse 30+ horas en un avion! (o sera por eso que esos paises progresan y nosotros no?).

JB Aguilucho.

Inscribete en el sitio de Aguiluchos en el mundo (mapa de gooble) que nos hace falta hecharle vaina a los del "equipo ese" diciendole que tenemos fanaticos en toda parte de la bolita del mundo.

Jorge Tallaj dijo...

Hehe, que condescendientes... debieorn darte el dia para dormir...

Que buen relato del vuelo. Nada, solo queda desearte suerte en tus primeros dias de trabajo y que no veas como tus Lakers pierden haha

Carlos dijo...

A pesar de no ser yo el que viaje, describiste todo tan bien que se siente como si uno fuera el que haya viajado. Mucha suerte mi hermano por alla, tus amigos te vamos a extrañar por aqui.