sábado, 4 de octubre de 2008

Dominicano en Tail...Malasia! (2/2)


Al arribo a Tailandia, el sol estaba radiante y el cielo bien despejado. Prometia ser una buena semana. Sin tiempo que perder, Jorge y yo estabamos ansiosos por llegar, darnos un bano y dirigirnos al Old German Beer House, que se encuentra a solo unas cuadras del hotel en el que nos hospedariamos. Asi que fuimos lo mas pronto posible a migracion. Ambos pasamos a dos agentes de mirgracion desocupados, Jorge no duro ni un minuto y ya su pasaporte estaba sellado. En cambio yo, tuve que esperar que la joven revisara una y otra vez un listado en el que no encontraba el pias del cual soy ciudadano. Me pregunto por la visa y le dije que solicitaba una en arribo. Ella me dijo que mi pais no calificaba para visas en arribo, por lo que deberia hablar con un oficial. De nuevo la infamia de ser dominicano.

Cuando llego la oficial, me dijo que no podia entrar a Tailandia y que debia regresar de inmediato en el siguiente vuelo. Jorge le dijo a la joven que ya andabamos juntos y que teniamos una reservacion en el Hotel Grand President y que veniamos solo por seis dias de vacaciones. Ella dijo que esto no era posible, a lo que Jorge dijo: "Pues cancelenme la mia, porque nosotros andamos juntos", y ella muy sorprendida le dice que el tambien debera regresar conmigo a Dhaka y el no titubeo dos veces y le repitio de nuevo: "We came together, we leave together...".

Asi fuimos llevados a las oficinas de migracion, donde nos tomaron copias de los pasaportes y de ahi fuimos llevados a otro cuarto en el que se encontraban personas de varias nacionalidades, al parecer en mi misma situacion. El agente de seguridad que nos llevo hasta alli le paso los papeles a la persona encargada y esta solo hizo unas dos preguntas y de inmediato nos enviaron a otro cuarto. La rapidez con la que actuo esta persona me dio a entender que habia poco que hacer y que por mas que explicaramos nuestra situacion no habria forma de conocer Tailandia.

En efecto, el siguiente cuarto pertenecia a la linea aerea Thai Airways, donde me ubicarian en el proximo vuelo a Dhaka. Jorge se mantenia callado, muy pensativo, pero sabia que estaba bien alterado y no hubo forma de hacerlo entender que se quedara, que yo enfrentaria la situacion de la mejor manera posible. Esto fue casi un insulto para el y me aseguro que el es de los que dicen: "O todos dormimos en la cama, o todos dormimos en el suelo".

La verdad es que el apoyo que recibi de el no se puede medir de ninguna forma. Cuando veo que ya el tiempo se agota, pregunto de manera muy ingenua, a que hora salia el proximo vuelo y ellos me dijeron que al otro dia a las 10:30 a.m. y le pregunte entonces que si se suponia que dormiria en el aeropuerto y me dijeron: "Not only that, you will remain under police custody". Eso fue lo unico que hizo falta para que Jorge se saliera de sus casillas. Le pregunto a la persona que nos atendia que por que la linea aerea no reviso esto antes de nosotros salir, que debieron habernoslo dicho en el mismo aeropuerto antes de abordar y ella coincidio y solo le dijo a Jorge: "Please, kill someone when you get back and make my job easier...".

De inmediato Jorge le pregunto de una manera tan casual a la joven, algo que aun me tiene asombrado. Le dijo: "Joven, busque en su sistema cualquier pais asiatico cercano que no requiera visa dominicana y digame a que hora sale el proximo vuelo". Imaginense que espiritu mas libre tiene este Jorge, el mas libre que he conocido y la verdad es que para el, el mundo es un patio, ya que conoce medio Asia debido a la linea de trabajo en la que se ha desempenado.

Ella fue eliminando alternativas, Vietnam, Singapur y al tercer intento Malasia. Solo en Malasia no hacia falta visa dominicana y casualmente en menos de dos horas salia un vuelo hacia alla. Jorge no fue ni tonto ni perezoso y dijo: "Book me two tickets". En ningun momento me pregunto si tenia dinero o si deseaba ir, el solo sabia que no volveria a Dhaka a hacer nada por una semana completa y que mucho menos pasaria la noche en la carcel. La verdad es que le estare eternamente agradecido por estar ahi.

La joven que nos atendio, incluso nos dijo que podiamos visitar la embajada de Tailandia en Kuala Lumpur y solicitar una "single entry visa" si deseabamos regresar. La idea no estaba del todo mal, ya que solo perderiamos una noche, ya que habia otro vuelo de regreso al otro dia a las 8:00 p.m. y solo a dos horas de Tailandia. Asi que nos dispusimos a hacer lo mejor de una situacion ya incomoda por demas. La adaptabilidad de Jorge aun me tenia bien sorprendido y le hice el comentario, a lo que me respondio: "En peores sitios me ha caido la noche, papi!". Jajajajaja, que personaje mas interesante este Jorge, quien ya a estas alturas de habia convertido en mi angel protector.

Cambiar Tailandia y sus encantos culturales por las Petronas no fue muy dificil, despues de todo, cuantas veces en la vida se ve uno con semejante oportunidad? en fin, en lo que aguardabamos para abordar nuestro vuelo, que nos llevaria a Kuala Lumpur, Jorge se fue al bar a tomarse unos tragos para bajar el pasmo que nos provoco aquella situacion y yo me diriji al salon de fumadores.

Inmediato tuvimos el llamado para abordar, decidimos no perder mucho tiempo, pues ambos queriamos la tranquilidad de nuestros asientos, lejos de todo este embrollo. El vuelo iba completamente vacio y no se demoro mucho en salir hacia el destino pautado. Quien diria? Hace unas horas estaba supuesto a estar bebiendo cervezas en jarras bien grandes en Bangkok y sin embargo me dirijia para Kuala Lumpur a conocer las Petronas. Poco a poco se iba desvaneciendo aquella sensacion de mal presagio pero no del todo, ya que trate de mantenerme alerta para que el proximo traspie no me agarrara por sorpresa.

De inmediato, Jorge busco el libro Duty Free y comprobo que para Malasia, el maximo permitido tambien es de una botella de alcohol por persona. Con la suerte que nos acompanaba hasta ese momento, o mejor dicho, la falta de ella, ya nos habiamos resignado a que nos quitaran dos en aduanas, por lo que me quede yo con las mas baratas, para salvar el Chivas Regal.

El vuelo se hizo bastante corto, de seguro porque por primera vez ambos nos quedamos viendo la programacion en la pantalla, la cual es bastante mala en los vuelos de Thai en los viajes de menos de dos horas, pero creo que era la forma correcta de ir dejando atras lo sucedido.

Una vez en el KLIA, no hicimos otra cosa que ir de inmediato a las estaciones de inmigracion, para no darle larga a lo inevitable. Si no podia entrar a Malasia, estariamos en muy mala condicion economica sin ningun tipo de retorno. El paso no pudo haber sido mas facil, ya que solo fue cuestion de dos minutos y ya tenia mi pasaporte sellado.

Despues de procupar nuestros equipajes, lo primero que hicimos fue ir al stand de informacion para solicitar direcciones al hotel mas cercano a la embajada de Tailandia. EL caballero que nos atendio fue sumamente amable y nos llevo personalmente donde la joven que nos daria las informaciones. Tambien fue muy certero al darnos la informacion de que si queriamos la visa, debiamos hacer lo imposible por que nos la dieran el mismo dia, ya que al dia siguiente empezaba el feriado en Malasia.

La joven de la cabina de informacion fue sumamente paciente con nosotros e hizo todos los amarres de lugar. Nos indico las alternativas disponibles dentro de las cercanias a la embajada, nos explico como llegar hasta la ciudad, ya fuera tomando el tren o un taxi y una vez decidido todo nos hizo las reservaciones en el hotel.

Nos decidimos por el tren, pues era la manera mas rapida de llegar al centro de la ciudad. Solo 30 minutos y a partir de ahi un taxi que no demoraria mas de 10 minutos. Asi fue como llegamos al Corus Hotel, un hotel que no va acorde con sus alrededores, ya que la fachada no esta en muy buen estado y que culaquier habitacion de esos moteles tematicos que tanto abundan hoy dia en Santiago eran mejr que la suite presidencial. Lo que si estaba acorde con el area eran los precios, ya que encontrandose a solo una esquina de las Torres Petronas, no pudieron haber pedido mejor ubicacion.

Nos registramos solo por una noche y pedimos un wake up call para las 9:00 a.m., para tener tiempo de pasar por la embajada a primera hora. Una vez en la habitacion, nos dimos unos cuantos shots de tequila, tanto para matar el jet lag, como para borrar del recuerdo la mala jugada que acababamos de pasar.

Una vez acabada esta botella, de la cual ya venia Jorge dandose sus shots en el camino al hotel, no quedaba mas que acostarnos ya que eran pasadas las 2:00 de la manana.

Yo no recuerdo haber escuchado el telefono con el wake up call, y si realmente sono, de seguro me encontro en el quinto sueno junto a morfeo. Solo abri los ojos cuando Jorge me dijo: "Papi, son las 7:30 de la manana, a que hora nos vamos?", yo solo le respondi, salgo a las 9:00 a.m., asi que no hay prisa. Tenemos dos horas mas de sueno. Asi caimos de nuevo en un sueno profundo y al cabo de una hora y treinta justo, abri los ojos y verifique que en mi reloj aun eran las 8:45 a.m. Casi m recuesto a esperar los ultimos 15 minutos, que suelen ser los mejores, pero recorde de una forma borrosa haber visto a Jorge ver la hora en mi reloj cuando me dijo que eran las 7:30 a.m., fue ahi que salte como un resorte de la cama y despete al Jorge con el exabrupto. Al verlo despierto le cuestiono donde habia visto la hora cuando se desperto la primera vez y este me contesto muy calmadamente que la habia visto en mi reloj. Le pregunte que si el no se acordaba que le habia dicho en el avion que nunca le cambiaba la hora de Dhaka a mi reloj en estos viajes y que realmente eran las 11:00! De nuevo la sensacion...

Me bane lo mas rapido que pude y me vesti de igual forma. Salimos en un taxi y llegamos bastante rapido, dadas las circunstancias. Al llegar a la puerta, la persona que nos recibio nos informo que habia cerrado ya hacia pocos minutos, y que si queriamos volver, solo podiamos hacerlo el viernes, 4 dias despues. La verdad es que cuando las cosas no se pueden, no se pueden... Ni siquiera pense en la posibilidad de volver el viernes, para de todas formas tener que esperar al sabado a que nos dieran el resultado, que a estas alturas, debia andar por un 10% a mi favor. Fue asi como no nos complicamos mas y tomamos la decision de quedarnos en Malasia a conocer las Petronas y a la vez, apuntarnos en todos los tours posibles habidos y por haber, que ofrecian en el lobby del hotel.

Para regresar de la embajada al hotel, preferimos irnos caminando en vez de tomar un taxi, para asi recorrer un poco la ciudad a pie y admirar sus altos edificios de arquitectura vanguardista. Las Torres Gemelas Petrones se erigen cual Faro de Alejandria y sirven de excelente punto de referencia, ya que se pueden ver desde cualquier punto de la ciudad. Asi que no nos preocupamos por perdernos y emprendimos la caminata por donde nos guiaran nuestros instintos.

Despues de casi dos horas caminando y haber llegado al mall de las Petronas, donde se encuentran todas las marcas de alto perfil, tratamos de ubicar algun restaurante el el food court y finalmente nos decidimos por un restaurant vietnamita, donde pedimos los platos mas tipicos que pudimos encontrar. Luego, decidimos regresar al hotel para dormir una siesta, ya que antes de las 5:00 de la tarde debiamos dirigirnos a las oficinas de Thai Airways a cambiar la fecha de nuestro vuelo.

De regreso en el hotel, Jorge trato de dormir un rato y yo me quede redacatando la mayor parte de esta historia en la laptop, y cuando ya eran casi las 4:00 de la tarde, desperte a Jorge para que se alistara. Una vez en el lobby, salimos a pedir un taxi y habia uno esperando justo al frente. Este senor, Mr. Mong, paso a ser nuestro guia turistico y consejero. Es de un hablar muy folclorico y ocurrente. Nos dio los pormenores a tomar en cuenta si decidiamos ir de bares asi como tambien de los masajes tailandeses. Inmediatamente sabiamos que debiamos quedarnos con Mr. Mong por el resto del viaje.

Una vez en las oficinas de Thai Airways, el cambio de vuelo no duro mas de 5 minutos y lo mejor de todo es que no nos cobraron penalidad. Un brake a nuestro favor despues de tantas malas rachas.

Como ya habiamos decidido quedarnos con Mr. mong por el resto del viaje, a Jorge se le ocurrio comprar una tarjeta SIM para su Blackberry para asi mantenernos en comunicacion con Mr. Mong a todo momento, asi que este se presto para llevarnos a un mall cercano al hotel, donde obtuvimos el SIM por solo RM$8.50 (un Dolar vale aproximadamente 3 Ringgits) y por RM$10.00 mas, pudimos comprar minutos suficientes por el resto del viaje.

Asi que habiendo hecho todo esto, ya era hora de regresar al hotel a descansar antes de probar la vida nocturna de Kuala Lumpur, la cual prometia ser bien interesante, ya que de regreso desde el edificio de Thai Airways, Mr. Mong nos dio un breve tour por todos ellos y la verdad es que eran todos bien llamativos.

Quedamos con el para que nos pasara a recojer a las 8:30 de la noche y asi nos despedimos.



8 comentarios:

Anónimo dijo...

solo por curiosidad esos retrasos como afectan tu trabajo
ojala q no.!
pero esta ves resulto para bien,
por cierto ,te diste un masaje ?y si la respueta es si ,fue de esos que se te suben y te caminan por la espalda espero q si
tqm lia ariadna.

Judith dijo...

Chino, que bueno que escribiste, ya hacias falta con tus aventuras, dejame decirte que si no fuera por todas esas cosas que te pasan en los viajes, tal vez no tuvieras mucho que contar y el blog no fuera tan bueno e interesante.....

Lia dijo...

Cuando no se puede no se puede.. pero veo que de todas maneras la pasaron muy bien..!!! Y ademas, te quedan todavia dos años por alla, creo que te dara tiempo para planificar mejor un viaje a Tailandia.... De todas maneras, es increible como nadie pudo decirte antes el problema de la visa... y sinceramente, me pregunto como es que Rep.Dom. no califica para ese tipo de visa .. sera que no tenemos tratados firmados con ellos o algo asi..porque yo no creo que muchos dominicanos se este nmuriendo por irse a vivir a Tailandia ... bueno, espero que todo siga bien por alla.. besos

JB Aguilucho dijo...

Por fin reaparecio Aituro, ya pensaba que te habian secuestrado o algo por el estilo.

Esas son experiencias que hay que vivirlas para podersela contar a los nietos (no a los hijos, porque despues quieren hacer lo mismo que uno y ahi viene la preocupacion, si los hacen los nietos la preocupacion es para los padres no para los abuelos).
Hace tiempo aprendi que en custion de viajes, visas etc hay que valerse de varias fuentes no de una sola, la proxima vez te busca en el internet los reuisitos para Dominicanos en el pais que vas a visitar y asi te ahorras varios contratiempos. Algo similar me paso hace mushisimos años, estaba de visita en Estados Unidos con u primo y nos inventamos un viaje para Canada en carro, el habia estado de vista en Canad el año anterior y me dijo que no necesitabamos visa, llegamos a la frontera y de noche y despues de hacer una fila (en carro) como de media hora llegamos al oficial de migracion, cuando le pasamos los pasaportes, despues de revisarlos nos pregunto que donde estaba la visa Canadiense mi primo le dijo que no teniamos, que no necesitabamos visa, el oficial dijo que Dominican Republic necesita visa desde hace 6 meses y nos dueron pa'tra, nos indico el lugar del consulado Canadiense para buscar visa y que eran dads en numero limitado pro dia, esa noche nos quedamos en territorio de EUA y en la mañana fuimos a buscar la visa bien temprano, nos dijeron que solo daban 10 por dias, tuvimos suerte y nos las dieron por la extraodinaria cantidad de 1 dia (si queriamos ir a Canada teniamos que ir ese dia o nada!.

Na, lo que tienes que hacer es irte las proximas vacaciones para Tailandia y sacas la visa con tiempo.

No te pierdas y actualiza esto mas a menudo, y deja las excusas del trabajo jejeje.

JB Aguilucho dijo...

Me puse a ver las fotos y 3 cosas me llamaron la atencion:
1) El letrero en Ingles en el Aeropuerto para tomar el tren Sentral = Central?

2)Un de las fotos en el Bar se ven par de Cervezas Coronas (no pensaba que la Corona estaba tan lejos)

3) 274 escalones! eso no lo subo ni amarrao.





PD. Jorge se ve que es una persona interesante!

Arturo Ruiz dijo...

Manita, la verdad es que no me di masajes, porque son demasiado caros. En el aeropuerto de Tailandia solo cuestan 20 dolares, pero con transfers de solo una hora se hace muy dificil. Gracias por preocuparte y descuida, que estoy de vacaciones, por lo que los retrasos no me afectan en nada.

Lia (Valeria), la verdad es que no se si me queden deseos de volver a Tailandia pero de que pienso seguir conociendo Asia, tenlo por seguro.

Judith, creo que si, al cabo de unas horas de pasado el incidente, ya estaba riendome solo pensando en como se le presentan las oportunidades a uno a veces. Damele un abrazo bien fuerte a la Mula.

JB, que bueno leerte de nuevo y gracias a Dios no me secuestraron, al menos no un particular. En fin, estoy totalmente de acuerdo, debi haber revisado mejor y no confiarme por completo, mas cuando estas personas no estan acostumbradas a lidiar con dominicanos y la situacion migratoria de nosotros.

Lo de las cuestiones gramaticales y ortograficas viene en otro post. No solo la Corona es popular aqui, sino tambien Mana, Carlos Santana, Daddy Yankee y Wisin y Yandel. Y lo de los escalones, mejor ni te cuento, la verdad es que pensaba que eran como 500, al menos asi se sintieron.

En cuanto regrese a Dhaka vengo con el resto de mi estadia por Kuala Lumpur. Gracias a todos por los mensajes.

JB, que bueno leerte de nuevo

JB Aguilucho dijo...

Aituro no sea tiguere, que si to nosotros no escribimo mas es porque tu durate mas de un mes sin darle a las teclas, yo pense "Dos cosas, a Aituro lo secruetraron o se le perdio el pawuol del blog y no puede entrar a actualizarlo!.

Esperamos la culminacion del relato del viaje a Malasia.

Jorge Tallaj dijo...

Hehehe ese Jorge de verdad fue un angel caido del cielo en ese momento. No solo la solidaridad, sino el espiritu aventurero de largarse pa donde sea que los reciban...

Que bueno que al final todo salio bien. Como te han dicho ya, algo para contar. Veras como eso es lo que mas contaras de ese viaje por lo siglos de los siglos...