domingo, 12 de octubre de 2008

Templos Hindu y Chino, Palacio Imperial, Plaza y Monumento a la Independencia (1/2)



A pesar de haber hecho un recorrido por el "strip" de Kuala Lumpur, donde se encuentran algunos de los bares mas originales que he visto, con un fondo casi decorativo con las Petronas al final de la calle, Jorge y yo nos levantamos bien temprano al dia siguiente ya que antes de salir a conocer la vida nocturna, nos habiamos inscrito en el lobby del hotel en un tour por templos y fabricas en la manana y en la tarde un paseo por Kuala Lumpur viejo, o Old City como le llamo el guia.

Esta vez si escuchamos el "wake up call", aunque en realidad, ambos estabamos en la cama dando vueltas esperando a que esta llegara para levantarnos forzosamente a alistarnos. Los dos estuvimos en el lobby a la hora pautada y solo debimos esperar unos 5 minutos a que llegara una ultima pareja. En total eramos 8 personas, de las cuales 4 eran de Australia, 2 de Inglaterra, Jorge y yo.

Sin muchas ceremonias, nos montamos en nuestro minibus y partimos hacia las factorias que nos recibirian para darnos breves informaciones de su proceso y mostrarnoslo asi como los productos resultantes, lo que para mi como Ingeniero Industrial representaba una oportunindad unica de conocer sistemas productivos de diversa indole muy distintos a los que conocia hasta ese dia, al menos eso creia.

De camino el guia nos fue mostrando todas las embajadas que se encontraban en las cercanias del hotel, la de Espana, la de Estados Unidos, la de Inglaterra y la casa pertenenciente al hijo del Sultan de Brunei, quien se hospedo en ella por un tiempo durante su estadia Kuala Lumpur por razones de estudio. Ya un poco mas lejos del centro de la ciudad, nuestro guia hizo una parada para que le tomaramos fotos a un arbol de caucho, producto que mayormente sale de este lado del mundo.

La primera parada fue en una fabrica de articulos de "Peltre", donde para recibirnos se encontraba a la entrada de la fabrica, una joven sosteniendo un jarron de jugo de naranja a una temperatura bien fria. Esta joven nos entrego a cada uno una vasija con forma de reloj de arena, hecha de esta aleacion. La verdad es que fue sumamente interesante sentir como la vasija de inmediato adopto la temperatura del liquido, no solo a medida que se iba llenando, sino por completo en cuanto el liquido toco el fondo. Una muy buena manera de llamar la atencion y de hacer marketing, porque quede convencido en ese momento de que tomar bebidas en estas vasijas debe ser mejor que tomarlas en cualquier otro recipiente.

Una vez nos tomamos el jugo, nos pasaron a un "showroom" con fotos y muestras de lo que se fabrica aqui. La persona encargada de esta parte del recorrido hizo mucho enfasis en la preparacion, los minerales uilizados, la artesania envuelta, la forma de uso y por ultimo, volteo la muy popular jarra de cerveza boca abajo para mostrarnos el sello que garantiza la autenticidad del producto y acto seguido saco 3 muestras distintas de productos de imitacion, pero con alto contenido de plomo. Debo admitir que en este punto empece a sospechar que no se trataba de una visita tecnica ni de un tour para conocer procesos productivos.

Cuando terminaron de hablarnos de las bondades del Peltre, en especifico las vasijas y piezas decorativas de esta compania, nos llevaron a un salon contiguo donde pense que finalmente veria lo unico que realmente me interesaba, el proceso productivo. En cambio, lo que nos recibio fue un salon lleno de mercancia empacada y terminada, con varios mostradores, edecanes y cajas registradoras para que gastaramos nuestros dolares. Esta parte del tour resulto ser nada mas y nada menos que un fiasco. Jorge y yo pagamos US$130.00 entre los dos para que nos vendieran cosas que realmente no queriamos o necesitabamos! No tuve que preguntarle a Jorge si estaba a gusto con su "tour", porque su cara valia por mil palabras y se que ambos estabamos pensando lo mismo. No quisimos hacer mucho alarde de la situacion, porque nuestros amigos australianos y britanicos estaban mas que contentos con su ciclo de compras. Admito que me moria por comprar una de las jarras de cerveza, pero a US$70.00 cada una se salia un poco de mi presupuesto. Lo peor de este tour es que aun nos faltaban por visitar otras 3 "fabricas" mas...

La segunda parada la hariamos en una "fabrica" de relojes, que tenia entre sus marcas a Tag Heuer, Rado, Seiko entre otras y a precios realmente razonables ya que todas estas tiendas eran Duty Free. Despues de merodear la tienda completa, sali afuera a apreciar el "Murugan" dorado, el cual habia llamado mi atencion en el catalogo de tours disponibles y probablemente la razon principal por la que me apunte en el. Es el idolo mas alto del mundo y su color dorado es bien llamativo. Como podran apreciar en la foto, logra verse bastante cerca, a pesar de que nos encontrabamos a una buena distancia de las cuevas Batu, lugar donde reside el murugan, lo que les da una idea de su impresionante tamano.

Aqui espere al resto del grupo que realmente estaba entusiasmado con estas visitas, incluso Jorge se detuvo a comprar unos cuantos relojes. Por espacio de 20 minutos me quede hablando con el chofer, el cual juraba que yo era Malayo, lo que me resulto bien interesante, ya que durante mi estadia en Japon fui tratado por dos anos como un fenomeno de circo, dado que los japoneses, al menos los de mi prefectura; Chiba, no estaban acostumbrados a ver extranjeros, si es que en todo caso alguna vez habian visto uno. De ser llamado "Chino" en mi pais por la herencia que nos dejara mi abuelo Manolo, pase a ser un completo extranjero en Japon y ahora considerado un Malayo por los locales.

Cuando finalmente salio el resto del grupo, emprendimos el camino hacia la siguiente parada que era una "fabrica" de telas, que como ya sabran, los asiaticos en general son expertos a la hora de manufacturalas. La distancia entre una nave y otra no podia ser de mas de 500 metros, sin embargo, cuando finalmente llegamos a ella y el chofer se disponia a parquearse, se nos estrello en el lado derecho del minibus, un motorista que venia completamente distraido. El vehiculo se sacudio bruscamente de lado a lado y el motorista cayo a unos cuantos metros totalmente inmovil. Esto nos asusto a todos un poco, pero nuestro guia mantuvo la calma ya que no habia hecho nada indebido. Inmediatamente este trato de detener el vehiculo en un sitio donde no estorbara y se desmonto a socorrer al accidentado, a pesar de que ya habia varios curiosos tratando de reanimarlo. Cuando logran sentarlo en una silla y el a la vez recupera el habla, le preguntan si desea que lo lleven a un medico o ir a la policia. Este se inquieto bastante ante esta oferta y no entendiamos por que, hasta que cuando lo revisaron para verificar las heridas, vieron que sus brazos estaban saturados de orificios ya costrados en la vena basilica.

Resulta que nuestro accidentado no era mas que un heroinomano y solo queria dinero para saciar su vicio.

Pasada esta experiencia, la verdad no me sentia con animos de ver mas fabricas, asi que me quede afuera fumandome un cigarrillo y contemplando la escena de este pobre infeliz quedarse sentado en una silla, aun aturdido y con un obvio dolor en todo el cuerpo. Nuestro guia llamo a su compania para ponerlos al tanto de la situacion y le entrego RM$100.00 al accidentado para que hiciera con ellos lo que su conciencia mejor dictara.

Finalmente, despues de otros 20 minutos mas de espera, salieron todos los miembros de nuestro grupo de 8 personas con paquetes en las manos, todos muy contentos. Nos subimos al vehiculo y creo ser el unico en este momento que ya estaba hastiado de tantas "fabricas" y solo deseaba llegar a las cuevas Batu a ver el murugan. Mi deseo fue complacido, ya que la siguiente "fabrica" seria visitada despues de que nos detuvieramos en el templo.

A la llegada al templo, que se encontraba a una distancia menor a un kilometro, tuvimos que hacer fila a la entrada del mismo, ya que es un punto muy popular y no es para menos. Se cree que las Cuevas Batu datan de hace 400 millones de anos, y poseen dentro un techo abovedado de 100 metros de altura. Fueron utilizadas por los indigenas como refugio en sus salidas de caceria y posteriormente por los inmigrantes chinos arededor del 1860. En 1890 se construyeron los templos que la habitan y su entrada hoy dia posee unas escaleras de 272 peldanos, puestas en sitio en el ano 1920. El murugan tiene 42.7 metros de altura y fue pintado con 300 litros de pintura de oro, terminada en Enero de 2006 despues de casi 3 anos de construccion.



Mas que la estatua en si, me interesaba mas que nada conocer las cuevas y todo lo que pudiera encontrarse dentro de ella. Me parece muy noble querer agradar a su dios, cualquiera que sea, llegando a extremos tales como construir un templo a estas alturas en un lugar tan inaccesible. Despues de pensarlo varias veces e inconcientemente perder tiempo tomando fotografias en la base de la cueva, no me quedaba otra alternativa que empezar el trayecto hacia las cuevas a traves de las largas escaleras. Sabia que no estaba en la mejor forma fisica para enfrentar semejante tarea y en efecto tuve que detenerme a descansar 3 veces durante el trayecto y cuando finalmente llegue a la entrada de la cueva, senti como si hubiera hecho el equivalente a una hora de cardiovascular.

La vista desde lo alto era maravillosa y la brisa fresca que circulaba era limpia y agradable. Aqui me detuve por unos instantes para contemplar la ciudad de Kuala Lumpur desde las lejanias. Estaba a unos 15 kilometros del centro y aun asi se podia percibir con mucha claridad la silueta de sus edificaciones. Una apreciacion diferente de una ciudad tipica de cualquier metropolis.

Una vez dentro de la cueva empezamos a ver diferentes ilustraciones hechas en ceramica, que en conjunto narran la historia de como el dios Muruga derroto a su enemigo Soorapadam. La visita se hace muy solemne, dado que es un sitio de adoracion y posee varios altares para ello. En uno de ellos incluso, mientras me disponia a tomar una foto al sacerdote que bendecia a los feligreses, este me invito a acercarme para bendecirme al igual que a todo el que quisiera hacerlo. Este dijo una oracion mientas me untaba con ceniza y otro polvo de color carmesi en la frente.

Aqui dentro duramos una hora aproximadamente, ya que dentro de la cueva el tiempo pasa muy rapido, tanto por la cantidad de cosas que existen como por lo interesante que se hace.

Finalmente decidimos bajar a seguir nutriendonos de cultura con todo lo que pudiera econtrarse en las cercanias. No tuvimos que ir muy lejos, pues justo a la izquierda de las escaleras, se encuentra otro parque que posee entrada a mas cuevas que se conectan entre si asi como animales endemicos de Malasia. Pagamos la entrada y de inmediato vimos una familia que alimentaba a unas carpas Koi en el lago que esta justo al cruzar la entrada a este lado del parque, donde se forma una laguna natural con las aguas que caen desde las rocas calcarias de la montana. Nunca antes habia visto tantas carpas juntas.



Ya del otro lado de la laguna, vimos un acto muy folclorico, donde una pareja lucia vestimenta tradicional mientras danzaban una coreografia local. Mas a la izquierda, vi a lo lejos una jaula enorme que contenia lo que parecian ser monos macacos, pero en realidad no era una jaula, sino una especie de parque de diversiones para ellos, pues estos estaban sueltos. No pude resistirme a acercarme lo mas que pude para tomarles fotos, pero por consejos de Jorge no quise tentar mi suerte y sentarme justo al lado de ellos, que eran mis intenciones reales, pues estos animales pueden ser muy territoriales y son capaces de morder.

En fin, esta visita fue algo entretenida, pero definitivamente no valia los US$5.00 que pagamos cada uno por el derecho a entrar. Asi que un poco decepcionados de lo poco que pudimos encontrar aqui, nos apresuramos para encontrarnos con los demas miembros del grupo, ya que se aproximaba la hora de irnos.

Cuando llegamos, solo faltabamos nosotros, asi que de inmediato nos avisto el chofer, salio corriendo detras de nosotros para ensenarnos el camino al minibus y asi hacer otra para en la ultima "fabrica" del recorrido de la manana. Aqui, por igual, no tuve el menor deseo o curiosidad de entrar, ya que no pague para que pudieran venderme diversos articulos, sino ver la cultura tradicional malaya. Jorge si entro pero salio en cuanto consiguio lo que queria, que eran unas cuantas cajas de chocolate para llevar de regreso a sus familiares. Minutos mas tarde se nos unio el guia, quien nos pregunto si habiamos pagado por el tour del dia completo, a lo que respondimos afirmativamente. Este entonces nos explico que debia regresar los demas miembros al hotel, ya que estos solo habian pagado por el viaje a los templos.

Esto endencio un bombillo en mi cabeza y pregunte si eramos los unicos que participarian del tour de la tarde por la Vieja Ciudad y este nos dijo que si, por lo que le pedi que por favor obviara cualquier visita tecnia a las denominadas fabricas. El nos dijo que si, que sin ningun problema y que podiamos tomarnos el tiempo que quisieramos en nuestras habitaciones cuando regresaramos al hotel. Agradecimos la oferta pero le dijimos que solo necesitariamos de par de minutos para pasar al bano y luego queriamos proseguir con el tour.

El camino de regreso lo hicimos en buen tiempo, ya que esta semana era de asueto y el transito era bastante ligero. Jorge y yo ambos pasamos al bano y no tardamos mas de 10 minutos para re-encontrarnos con el guia en el lobby del hotel. Este al vernos se nos acerco y nos pregunto por ultima vez si en verdad no queriamos visitar las fabricas ya que eran muy interesantes, entre ellas una peleteria y no recuerdo cual otra. Era evidente que estas paradas programadas representaban una lucrativa fuente de ingresos para estos guias, pero fuimos muy corteses a la hora de rechazar su invitacion. Este entonces nos explico cual seria la nueva ruta: Pimero el Templo Chino, luego el Palacio Imperial, despues el Monumento a la Independencia, mas tarde la Mezquita Nacional (Masjid Negara) y por ultimo la Plaza de la Independencia.

Tantas alternativas y sin una sola parada programada, con el minibus completo solo para Jorge y para mi me devolvieron algo del dinero que creia haber malgastado en el tour durante toda la manana.

7 comentarios:

Angie Guichardo dijo...

Vaya, mi vida que interesante. Me encanta como puedes retener cada movimiento de su tour, podrías escribir un libro de tu experiencia por Asia.

Gracias por enseñarnos tanto de esas culturas a traves de tus entradas en el blog.

TAM

Anónimo dijo...

ARTURO
Cuando viene a ver papa era decendiente malayo y por eso no es nj sino ben ,jejeje,me encanto el viaje y me imagino tu disgusto cuando tubiste q pgar, conociendome me largo del lugar y no hay quien me quite el truño,pero bueno q bueno q fuiste como diria un tio :muy Ruiz

Arturo Ruiz dijo...

Amor, trato de no forzar mucho la escritura y solo narrar las cosas tal como sucedieron, para que se hagan una mejor idea de como fue para uno. Es por eso que ultimamente he disminuido la cantidad de veces que actualizo, porque simplemente no me sale... Eso si, con el viaje a Malasia tengo material para par de semanas.

Lia, no tuve que pagar para entrar a ninguna de las fabricas, lo que sucede es que nos llevaban ahi para que compraramos articulos y no para ensenarnos nada del proceso productivo y ese era mi desencanto, no pague le tour para que me llevaran de compras cuando ni siquiera queria comprar nada. Pero en fin, con la siguiente parte de ese dia, realmente quede satisfecho. Actualizare en cuanto pueda.

JB Aguilucho dijo...

Malayo (o ex-chino), tremenda experiencia que estas teniendo visitando esos paises.
La mejor manera de conocer cuando se va por poco tiempo a un pais extraño es tomando los tours, algunas veces son buenos y otras un fiasco! Pero que se va a hacer.
Ve planiando desde ya el proximo viaje de Vacaciones y dile que te den visa aunque no se necesite, ya que se atreven a cambiar la regulacines para los DOminicanos en el mismo momneto que aterrizes el avion en el cual viajas.

Jorge Tallaj dijo...

Vaya Arthur. Que linda experiencia. La verdad es que conocer otras culturas definitivamente nos ayuda a crecer como personas. Y el poder ver culturas tan diferentes y tan viejas, debe ser una de las mejores experiencias que se pueden tener.

Entonces de ahora en adelante eres "El Malayo"...

juan ruiz dijo...

Arturito, la verdad es que esta experiencia, aunque dolorosa a veces por las cosas que te pasan esta mas que interesante...Espero que para tu proxima andada dejes un poco lo dominicano detras (ya sabes, poner el candado despues del robo...)y te cerciores primero de los tramites de viaje, una llamada de telefono o por el internet y consigues la informacion (aunque al tratarse de nosotros se lo dificil que se hace lo mas facil...)
Cuidate mucho mi querido sobrino y siente desde aqui el empuje que hacemos por ti...
Te acuerdas de mi Sony walkman (la prehistoria del I Pod) que no te quitabas de encima en Sand Castle?, tengo esa imagen de ti grabada en mi mente como si fuera ayer, y pensar que ya pasaron 20 anos de eso...
Bueno, espero que estes bien y sigue pa'lante, que pa'tra ni pa'coger impulso...
Tu tio Juan
P.S. Las Aguilas empiezan a jugar ya!!!

Arturo Ruiz dijo...

JB, tenlo por seguro, ya estoy armando el proximo y empece a intercambiar correos con uno de los consules para estar extra seguro esta vez. Y si, los tours son una buena alternativa, pero son mas los que son puro negocio que los que se preocupan por mostrar el lado interesante de las ciudades.

George, hermano, te cuento que algo de lo que me dejo mas asombrado de Malasia es precisamente la diversidad cultural y la aceptacion que existe en el pais para todas las razas y religiones. Eso viene en un post futuro, y si, conocer culturas diferentes es una de las cosas que siempre quise hacer, y que mejor cultura que la asiatica con su milenaria tradicion?

Tio Juan! Me alegra tanto recibir noticias tuyas cada vez que escribes aqui. Yo por igual guardo mis mejores recuerdos de mis dias en Sosua, cuando los meses no podian pasar lo suficientemente rapido para que llegara el verano y me fuera a tu casa hasta que empezaran las clases de nuevo. Te acuerdas que incluso me fui a trabajar a Artec de "aprendiz de arquitecto" cuando te dije que no queria nada mas que seguir tu profesion? Y del walkman ni hablar, aun hoy uno de mis discos favoritos de todos los tiempos es el Greatest Hits de The Police. Por otro lado, tu tanto como yo, Francisco Jose y Kevin, eres un aguilucho empedernido. Como te hiciste para poder aguantar el no poder ver a tu equipo jugar? Dime la verdad, porque yo aqui tengo un amargue que no se me quita con nada!

Un abrazo!