domingo, 1 de noviembre de 2009

Mi Propio "Reality" - Update 4


Despues de una semana de un regimen mas o menos relajado, esto porque mi mayor competencia, el Ex-atleta, se encontraba de fin de semana en un resort todo incluido, y desde luego; imagine que romperia su dieta, por lo que decidi darme el lujo de mas de un boost durante la semana. El mismo Viernes en el que recupere el liderato, mientras iba camino a la casa hice una parada en lo que era mi sitio de comida predilecto para la cena; Empanadas Gourmet. En lugar de las tres o cuatro empanadas que solia pedir, solo pedi dos de Jamon y Queso y mas que nada para celebrar el hecho de que me encontraba de nuevo en la delantera. Total, tendria toda la semana para correr un extra en la Eliptica e ingerir menos calorias en los dias subsiguientes. El Sabado tuve que comer en la fabrica y como es de costumbre ya, este dia no hay mucha variedad en cuanto a plato del dia en la SUM. Solo tenian arroz, habichuelas y fajitas de res. Como no tenia muchas alternativas, solo pedi que me echaran muy poco arroz y que en lugar de el, me sirvieran una cantidad considerable de ensalada.

El Domingo, me encontraba un poco ansioso por permanecer tanto tiempo en la casa y el hecho de no haber podido ir a Santiago, como habia programado el fin de semana anterior, acrecentaba esa sensacion. Por lo que decidi ir al Estadio Quisqueya a ver a mis amadas Aguilas jugar contra los pelones del encogido. Los juegos los Domingos empiezan a las 5:00 pm, asi que la hora de la cena me sorprenderia en el Estadio y no tenia la menor idea de lo que comeria, pero cruzaria ese puente cuando llegara a el. Entre Pechurinas, Rico Hot Dog, Palomitas, D'Nosotros Empanadas y secuaces, preferi cenar con solo un pedazo de Pizza. Creanme, yo mismo me sorprendi. Solo UN pedazo de pizza. Lo mejor es que no me senti hambriento durante el resto de la noche y eso era un avance, pues significa que mi estomago ya esta recuperando el tamaño que tendria el de una persona normal, en lugar del tinaco que habia creado con el paso de los años.

En tres dias ya llevaba tres boosts y no me gustaba el patron que se desarrollaba, pues una vez ingiero algo que me gusta, el cuerpo empieza a pedirmelo tal como si se tratase de un estupefaciente. Al menos a la hora de cenar siempre me limito a mis habituales galletas de soda, tuna, queso crema y demas yerbas, asi que solo debia velar por lo que almorzaba durante el resto de la semana.

Decido pasarme el resto de la semana a fuerza de tuna como proteina y ensalada para acompañarla. Asi llega el Lunes, dia en el que tenia pautada una auditoria para mi departamento. Sabia que permaneceria junto a los auditores largas horas y que mi horario de almuerzo estaria sujeto al esquema de trabajo de ellos. No me equivoque y desde tempranas horas de la manana hasta proximo a las 2:00 pm no hice otra cosa que no fuera buscar reportes, certificados de entrenamiento, cotizaciones, fotos, formularios y demas cosas que avalaran el trabajo que he venido haciendo desde que llegue a la empresa. El proceso de auditoria fue bastante rapido y mis auditores se encontraban camino al aeropuerto tan rapido como llegaron a la fabrica. Aun asi, salte la merienda de media mañana y ya estaba retrasado por casi dos horas con respecto a mi habitual horario de almuerzo, asi que solo comi un poco de ensalada y continue con mis labores. Este dia no hubo pesaje, pues estabamos todos muy ajetreados, asi que seria necesario esperar al Viernes para verificar nuestros progresos o regresos.

Esa noche, llegue mas cansado que de costumbre a la casa, hacer los jercicios fue casi un compromiso y solo comi lo suficiente como para justificar haber cenado y quede dormido sin darme cuenta. Ese desgano me acompaño hasta el otro dia y esto lo pude notar porque me dio mas trabajo que nunca el despertarme y eso es algo raro en mi, ya que suelo levantarme incluso antes de que suene la alarma. Pense que esto se debia a que no habia podido dormir bien de Domingo a Lunes y que aun arrastraba las horas de sueño faltantes, pero en cuanto empezo a dolerme la cabeza, inmediatamente supe lo que me pasaba. Estaba hipoglicemico.

El no haber ingerido suficientes carbohidratos el dia anterior y quedar muy por debajo en mi conteo calorico, hicieron que mi cuerpo entrara en animacion suspendida (solo una pequeña exageracion que me permite la libertad de autor, jejejeje) y me reclamara por todo lo alto que estaba famelico. El dolor de cabeza lo contrarreste echandole azucar parda al cafe y merendando dos porciones de casabe en lugar de una durante la merienda de media manana. Ya proximo a la hora de almuerzo era casi el mismo, solo que con la penita aun latente.

Si bien habia superado el bajon de azucar, aun sentia el cuerpo desganado al terminar el dia, por lo que opte por otro boost al dia siguiente durante el almuerzo. En lugar de solo consumir ensaladas y una opcion de proteina, ese dia comi pure de papas con pollo al horno. Definitivamente me estaba recuperando de mi episodio, pues ya recobraba las energias, lo que no sabia era a que precio, pues temia que pudiera no rebajar del todo durante la semana, ya que el Viernes de pesaje se aproximaba y los altibajos en mi alimentacion de seguro pasarian factura. Para agregar insulto al agravio, no solo me conforme con el pure de papas, sino que esa tarde tambien le eche mano a dos pedazos de pizza, pues era el anirversario de la empresa y se hizo un brindis de ellas para todo el personal de la planta.

Para los que vieron el documental nominado al Oscar, "Super-Size Me!" de Morgan Spurlock, sabran que lo que estaba haciendo era llenar un hueco y que coquetear tanto con alimentos grasos, carbohidratos y sazones, eventualmente elevaria mi estado de animo y obligadamente mi cuerpo me pediria mas de lo mismo. Esa misma noche, mientras hacia mis ejercicios acostumbrados, note que uno de los pedales me quedaba por debajo del eje de la maquina y esto llamo mi atencion. No quise correr a mi velocidad acostumbrada, poniendome en riesgo de sufrir una lesion, pero estaba conprometido a terminar mi media hora cardiovascular a como de lugar, aun fuera a una velocidad menor. Al cabo de 12 minutos, la fisura en el pedal cedio y tuve que dar "una vuelta de canela" e ingeniarmelas para caer en mi colchon y no untarme en el piso.

El ver cortada mi rutina a menos de la mitad me potencio las ansisas por comida, las cuales suelo contrarrestar con este. Visto frustrado mi intento por ejercitarme, solo me quedaba cenar y prepararme para el dia siguiente. Por alguna razon, las calorias que quemo mientras hago ejercicios me ayuda a minimizar el deseo de comer, pero esta noche sentia una sensacion incontrolable de ingerir proteinas como no habia sentido en todo el periodo de la competencia.

No solo habia comido pizza a eso de las 5 de la tarde, sino que me comi mi acostumbrada racion de tuna, queso crema y galletas de soda. No habiendo quedado conforme, repeti la porcion de galletas de soda y queso, pero no pare ahi. Fui por una tercera dosis y todavia sentia ansiedad y hambre y mi postre para todo este festin fueron dos huevos hervidos.

Justo dos dias antes del pesaje se me ocurre ingerir una cantidad superior a todo lo que habia cenado los 4 dias anteriores y sin maquina Eliptica que me ayudara. Las probabilidades no estaban de mi lado. Antes de subirme a la balanza ya daba la semana por perdida. A eso le sumo el regaño de mi Doctora, Raquel Inoa, quien se molesto bastante por no haberle informado sobre mi episodio hipoglicemico y definitivamente no fue una semana para el recuerdo.

De todas las veces que nos hemos pesado, la del Viernes 30 de Octubre era la que menos ansiaba ver llegar, pero no podria eludir este compromiso dos veces seguidas. Una cosa era boostear el cuerpo un dia a la semana, otra completamente diferente era hacerlo varias veces. Los dias en los que no boosteaba, entonces ingeria una cantidad superior a la permitida. Pero a lo hecho pecho y entendia que no podia quedar muy lejos de mi mas cercano competidor, pues este tuvo que acompañar a comer a todas las visitas que tuvimos durante toda la semana, lo que no le daba mucho margen para seguir una dieta balanceada.

Todos nos pesamos a distintas horas del dia, pues los compromisos contraidos con la produccion no nos daban mucha holgura para coincidir en horario. Incluso, no habra grafico para esta semana, pues la fiscal de nuestra competencia no nos la envio, pero tengo a bien informarles que por un estrecho margen aun me encuentro en la delantera. 6.33% contra 6.21% del ex-atleta, he perdido en total 14.5 libras y para mi sorpresa rebaje aproximadamente una libra durante la semana pasada.

Ahora mismo me encuentro en Santiago y he tratado de mantenerme lo mas fiel posible a mi dieta durante los ultimos dos dias, tambien he tratando de no dejarme engañar por el cuerpo, quien me gritaba a voz en cuello que el episodio de la averia de la Eliptica no era otra cosa que una señal para que le diera descanso, y he salido a correr y caminar al parque cercano a mi casa y se ha sentido de maravilla. Salir de la casa te brinda otra sensacion completamente diferente a la monotonia de la maquina y se me ha ocurrido que acompañare a la Bella Madeline al menos dos veces por semana en su acostumbrada vuelta al Faro.

Esperemos que esta semana sea mas de una libra rebajada y que creemos finalmente una ventaja convincente. Por lo menos me siento satisfecho por el desempeño y los resultados, pues cada vez que me pongo unos jeans, me encanta el espacio que he logrado crear entre la pretina y mi cintura.

Nos vemos el Viernes proximo!

4 comentarios:

Raquel dijo...

Estas en el camino correcto. No solo se necesitan resultados, tambien se requiere motivacion constante y aunque no lo creas puede que todos esos boost que necesitaste respondieran a una demanda de tu propio cuerpo, a una llamada de atencion, a que tu cuerpo necesitaba que lo añoñaras. Que repruebo?? que lo hicieras tantos dias seguidos...
Pero no desmayes. Todo marcha como debiera!!

Arturo Ruiz dijo...

Gracias, Dra.! Sabe que el esfuerzo extra que le pongo a esto es porque hice un compromiso con usted desde el mismo momento que me ofrecio sus servicios. Yo se que no es recomendable hacer tantos desarreglos seguidos, pero las cantidades que ingeria, eran irrisorias, por lo que creo que mantuve en check mis calorias.

Por otro lado, esta semana compense con creces y dentro de poco subo la ultima actualizacion.

Gracias de nuevo, querida amiga!

Raquel dijo...

De nada querido, siempre a la orden y asi como tu te sientes comprometido conmigo yo me complazco con tus logros porque eso demuestra que cuando se quiere se puede y q mi ayuda te sirvio de mucho.

Arturo Ruiz dijo...

De todo, diria yo!